domingo 15.12.2019

El asesino de Múnich, antes de suicidarse: "Fui acosado durante siete años”

Ali David Sonboly, un joven de 18 años con doble nacionalidad alemana-iraní, estaba obsesionado con los asesinos en masa y se hallaba bajo tratamiento psiquiátrico por un transtorno mental. En una conversación con un vecino, poco antes de suicidarse, confesó haber sufrido bullyng

Imagen del presunto asesino de Múnich difundida por el diario Bild.
Imagen del presunto asesino de Múnich difundida por el diario Bild.

Tenía 18 años, era germano-iraní y se llamaba Ali David Sonboly. El presunto autor del ataque múltiple de Múnich estaba bajo tratamiento psiquiátrico debido a algún tipo de transtorno depresivo y estaba obsesionado con las matanzas y los asesinos en masa, según ha confirmado la Fiscalía. El registro de su vivienda ha arrojado luz sobre las motivaciones del ataque, las cuales están alejadas del terrorismo islamista, ya que no se ha encontrado nada que lo vincule con el Estado Islámico. La investigación apunta a un “acto de locura de un "desequilibrado".

El joven, posiblemente influenciado y fascinado por Anders Breivik, el noruego de la masacre de Oslo y Utøya que hace justo cinco años se saldó con la muerte de 77 personas, se suicidó de un disparo en la cabeza con una pistola Glock 17 del calibre 9 mm, la misma que empleó instantes antes para tirotear indiscriminadamente contra 31 personas, nueve de ellas murieron en el acto. La policía también ha hallado en el interior de su mochila munición suficiente para realizar hasta 300 disparos. Ali David consiguió el arma en el mercado negro y la policía investiga ahora cómo se hizo con ella.

Varios medios alemanes, entre ellos ‘Bild’, han publicado una imagen del autor de la matanza de Múnich que circula por las redes sociales, aunque por el momento sin la confirmación oficial por parte de las autoridades.

Según algunos testigos el atacante gritó que recientemente había recibido tratamiento psiquiátrico y que había sufrido bullyng. Varios medios recogen la conversación que el asesino mantuvo con un vecino que presenció el ataque en directo desde un balcón. Tras cometer la matanza y antes de pegarse un tiro en la cabeza, Ali David Sonboly le gritó “soy alemán, crecí aquí” y se refirió a los extranjeros con el término despectivo de 'kanake'.

Este vecino grabó parte de la conversación que mantuvo con el asesino antes de subirla a Twitter. En una parte de ella, vendría a confirmarse la hipótesis del bullyng y de la xenofobia. “Por culpa de gente como tú fui acosado durante siete años (…).

 

Comentarios