jueves 20.02.2020

Los asentamientos de Cisjordania amenazan el proceso de paz israelo-palestino

La OLP ha puesto como condición la paralización de cualquier edificación en territorio palestino para sentarse a negociar

La moratoria sobre la construcción de nuevas viviendas de colonos judíos en Cisjordania concluye este domingo a medianoche sin que Israel haya reconsiderado su decisión de reiniciar las edificaciones, lo que pone en peligro las negociaciones de paz recién retomadas con los palestinos.

Para sentarse a negociar, la OLP ha puesto como condición la paralización de cualquier edificación en Cisjordania y en el resto de territorios palestinos, incluido Jerusalén Este, y su presidente, Mahmud Abbas, ha reiterado la amenaza de abandonar las negociaciones de paz si se reinicia la construcción.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por su parte, ha dicho que no prolongará la orden de cese, que sólo afecta a las colonias judías en Cisjordania y no a las de Jerusalén Este, en las que se ha seguido construyendo durante este periodo.

A la medianoche de este domingo finalizará la moratoria parcial declarada unilateralmente en noviembre para un plazo de diez meses por el gobierno de Netanyahu.

Hasta ahora, israelíes y palestinos no han conseguido acordar una fórmula de consenso respecto a la renovación de la edificación en los asentamientos de ese territorio ocupado.

Presiones internacionales

Las presiones estadounidenses, que han incluido un llamamiento directo por parte del presidente Barack Obama para que se prolongue la moratoria, no parecen haber tenido efecto alguno.

El comunicado emitido por el Cuarteto para Oriente Medio (formado por EE.UU. la ONU, la U.E. y Rusia), tampoco ha recibido ninguna respuesta positiva por parte de Israel.

Ninguna de las propuestas alternativas, como la de restringir la construcción a los grandes bloques de asentamientos (que Israel estima que en cualquier acuerdo de paz quedarán bajo su soberanía) o la de limitar el número de viviendas que se construirán a unas 2.000 al año, ha logrado recabar el apoyo de ambas partes en conflicto.

En un último intento de lograr un acuerdo, la secretaria de Estado de estadounidense, Hillary Clinton, se reunió ayer en Nueva York con Abás para convencerle de que no abandone las negociaciones directas, iniciadas hace tres semanas por iniciativa de Washington, tras casi dos años de estancamiento.

En declaraciones a la cadena de televisión árabe MBC emitidas este viernes, Abbas aseguraba: "Si no continúan con la moratoria, digo franca y abiertamente que no deberíamos retomar las negociaciones. Las abandonaremos".

Sin embargo, el presidente palestino también se mostraba en la entrevista dispuesto a aceptar una solución de compromiso, como la prórroga de seis meses de la congelación de los asentamientos para posibilitar en ese tiempo un acuerdo respecto a la construcción.

El presidente de la Liga Árabe, Amr Musa, también aseguró este viernes que las conversaciones de paz fracasarán si Israel no prorroga la moratoria.

El asistente de Clinton para asuntos de Oriente Próximo, Jeffrey Feltman, dijo a los periodistas que están teniendo lugar en Nueva York "intensas negociaciones" de última hora y que EE.UU. está pidiendo a los israelíes que prorroguen la moratoria y a ambas partes que se comprometan a seguir con las negociaciones, informó hoy el diario israelí "Haaretz" en su versión digital.

Cisjordania

Mientras, en Cisjordania, los colonos judíos se preparara para reiniciar la ampliación de los asentamientos tan pronto como caduque oficialmente la orden de cese a la construcción.

Algunas administraciones locales de los asentamientos han informado de que abrirán sus oficinas en la medianoche del domingo para empezar inmediatamente a firmar permisos de obras.

"Queremos construir tanto como sea posible", declaró el vicepresidente del Consejo Regional de Binyamin, Moti Yogev, al canal de radio colono "Arutz Sheva".

"Vamos a ser testigos del retorno del pueblo de Israel a su tierra. Este proceso no podrá frenarse, incluso si alguien trata de meterse en nuestro camino. Lo mejor es unirse a nosotros y ayudar", aseguró.

De acuerdo con un informe de la organización pacifista israelí "Shalom Ajshav" (Paz Ahora), que sigue de cerca el crecimiento de las colonias, al menos dos mil viviendas podrán comenzar a construirse a partir de la medianoche del domingo.

El presidente del Consejo Yesha (representación oficial de los colonos en Cisjordania), Daniel Dayán, asegura que serán varios millares las casas que comenzarán a construirse en cuanto reciban carta blanca del Gobierno israelí.