SERVICIO DE MENSAJERÍA DE ALEMANIA

El explosivo encontrado en Potsdam era una "carta bomba" para extorsionar a DHL

Se dijo en un principio que no se había encontrado un detonador, pero las investigaciones arrojaron que había un dispositivo. El artefacto efectivamente podría haber explotado y causado graves heridas

Policía en Postdam el pasado viernes. | Twitter
Policía en Postdam el pasado viernes. | Twitter
El explosivo encontrado en Potsdam era una "carta bomba" para extorsionar a DHL

El paquete sospechoso que provocó el viernes la evacuación de un mercado navideño en la ciudad alemana de Potsdam e hizo saltar las alarmas de un posible atentado terrorista era, en realidad, un artefacto explosivo enviado para extorsionar al mayor servicio de mensajería del país, DHL, según han explicado este domingo las autoridades alemanas.

El ministro del Interior de Brandeburgo, Karl-Heinz Schroeter, ha precisado que se trataba de una "carta bomba" a través de la cual el o los chantajistas demandaban el pago de una suma millonaria a la empresa de mensajería, parte del coloso postal Deutsche Post AG —que cuenta con más de 400.000 empleados en todo el mundo—.

El paquete fue entregado el viernes por DHL a una farmacia cercana a un mercado navideño en la ciudad, a unos 40 kilómetros al sur de Berlín. La Policía evacuó rápidamente el mercado y las viviendas aledañas y desactivó el paquete. En el interior fue hallado un cilindro de metal con un centenar de clavos y un petardo. El mensaje de la carta estaba cifrado en un código QR.

Se dijo en un principio que no se había encontrado un detonador, pero las investigaciones arrojaron que había un dispositivo. El artefacto efectivamente podría haber explotado y causado graves heridas, destacó Schröter. El paquete contenía además una carta extorsiva. El mensaje estaba cifrado en un código QR que pudo ser reconstruido con claridad, indicó el presidente de la policía de Potsdam, Hans-Jürgen Mörke.

Las autoridades sospechan que los delincuentes operan en la región de Berlín y Brandeburgo. La Policía informó que el paquete fue entregado en la misma Potsdam y busca testigos que puedan haber visto a la persona con el paquete sospechoso en la mañana del viernes.

Según detallaron, un envío similar fue detectado hace algún tiempo en la ciudad de Fráncfort del Oder. El objeto en cuestión se incendió al ser abierto y se quemó la carta que llevaba adentro.

En el paquete de Potsdam se hace referencia a este paquete anterior, agregó el jefe de Policía. Los paquetes contenían clavos, tornillos y petardos de gran tamaño prohibidos en Alemania.

Las autoridades no descartan que hayan sido enviados más paquetes de este tipo. "Por favor no abran ningún paquete que les parezca sospechoso porque eso podría hacer que se detonase el explosivo", urgió el ministro.

DHL, por su parte, declinó efectuar comentarios. La subsidiaria de Deutsche Post es líder en el sector en Alemania. El año pasado entregó 1.200 millones de paquetes. En el apogeo de la época prenavideña repartió 8,4 millones de paquetes.