miércoles 20.11.2019

Ahmadinejad acusa a Occidente de "tratar de controlar los recursos del mundo"

El presidente de Irán asegura en una criticada visita a Zimbabue que hay "potencias" que quieren hundir la economía de otros países

Ahmadinejad acusa a Occidente de "tratar de controlar los recursos del mundo"
Ahmadinejad acusa a Occidente de "tratar de controlar los recursos del mundo"

El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, acusó este viernes a los "arrogantes y opresores" estados occidentales de "tratar de apropiarse y controlar los recursos del mundo", durante la inauguración de la Feria Internacional de Muestras de Zimbabue.

"Irán y Zimbabue han decidido permanecer firmes contra la arrogancia y no permitir que la injusticia, las violaciones de la soberanía y el empobrecimiento continúen", indicó Ahmadinejad en la Feria, que se celebra en Bulawayo, la segunda ciudad zimbabuense, y a la que acuden varias docenas de empresas iraníes.

Para Ahmadinejad, cuyo discurso emitió en directo la radio oficial zimbabuense, "estamos hombro con hombro y en la misma línea, nuestros corazones están juntos y vamos a desarrollar nuestras relaciones", pese a que su visita ha ocasionada nuevas tensiones y enfrentamientos en el Gobierno de unidad nacional de Zimbabue.

Junto al presidente zimbabuense, Robert Mugabe, que le acompañó en toda la visita, Ahmadinejad acusó a "potencias" que no nombró de tratar de hundir las economías de otros países, en una referencia a las sanciones contra su país y contra el gobernante zimbabuense y dos centenares de personas de su entorno.

Mugabe acusó reiteradamente a Estados Unidos y al Reino Unido, la antigua potencia colonial, junto con el resto de países de la Unión Europea, de ser los responsables de la crisis política, social y económica de Zimbabue, que el pasado año sumió al país en el caos.

En otra aparente referencia a las eventuales sanciones que estudia el Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán por su programa nuclear, el gobernante iraní indicó que las "grandes potencias (...) dificultan el camino del desarrollo científico y técnico" en el resto de países.

Pese a la cordialidad de Mugabe, Ahmadinejad no ha podido encontrarse con el primer ministro, Morgan Tsvangirai, que salió en un viaje a Botsuana y Sudáfrica antes de su llegada y cuyo partido, el Movimiento para la Reforma Democrática (MDC), ha criticado duramente la visita.

El MDC, asociado desde febrero de 2009 en el Gobierno de Unidad con la Unión Nacional Áfricana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), de Mugabe, afirmó que "la visita de Ahmadinejad no es sólo un insulto para los zimbabuenses, sino una afrenta a la democracia y el oprimido pueblo de Irán".

Los miembros del MDC no acudieron a los actos con Ahmadinejad y el partido, que durante diez años centró la oposición a Mugabe y sufrió la represión de su régimen, indicó que esta visita es un mensaje negativo a los inversores, que se preguntarán si su inversión estará segura con alguien que recibe a violadores de los Derechos Humanos".

En estas circunstancias, la visita ha servido para poner de manifiesto una vez más las diferencias entre los dos socios de Gobierno y avivar las tensiones que no han permitido que el Gabinete, en los más de 14 meses transcurridos desde su formación, tenga una actuación coordinada.

Sintonía entre Ahmadinejad y Mugabe

A su llegada el jueves al aeropuerto de Harare, Ahmadinejad fue recibido por Mugabe, con 21 salvas de artillería y el sobrevuelo de aviones de la Fuerzas Aérea Zimbabuense, y, posteriormente, ambos países firmaron diez acuerdos para promover las relaciones comerciales, financieras y técnicas.

Por la noche, Mugabe le ofreció un banquete oficial en el que ambos gobernantes arremetieron contra la "satánica presión" de Occidente sobre ambos países.

Ahmadinejad también atacó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, del que dijo que "es utilizado por los poderosos como instrumento para incrementar la presión sobre nuestros países".

Mugabe, por su parte, apoyó el programa nuclear iraní y "el derecho de Irán al uso pacífico de la energía nuclear, como se recoge en el Tratado de No Proliferación", según dijo.

Para él, Zimbabue e Irán son "víctimas de sanciones ilegales e injustificadas impuestas por los países Occidentales que pretenden socavar su soberanía, independencia e integridad territorial"

Ahmadinejad tiene previsto viajar ahora a Kampala, donde tratará con su homólogo ugandés, Yoweri Museveni, sobre cooperación petrolera y su programa nuclear, ya que Uganda es miembro temporal del Consejo de Seguridad de la ONU que estudia posibles sanciones a Irán.