martes 12.11.2019
CRISIS DE LOS REFUGIADOS

ACNUR advierte de que la expulsión colectiva de extranjeros está prohibida

La agencia de Naciones Unidas asegura que reenviar a personas sin acceso a la protección supone un cierto número de problemas en relación al Derecho Internacional y el derecho europeo

Refugiados sirios en la frontera entre Serbia y Hungría. | Reuters
Refugiados sirios en la frontera entre Serbia y Hungría. | Reuters

El acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Turquía para gestionar el flujo de inmigrantes y refugiados podría violar la ley si no salvaguarda los Derechos Humanos y podría fragmentar las rutas migratorias, ha advertido este martes el director para Europa del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Vincent Cochetel.

"La expulsión colectiva de extranjeros está prohibida en virtud de la Convención Europea de Derechos Humanos. Un acuerdo que equivaldría a un retorno total de cualquier extranjero a un tercer país no es congruente con el derecho europeo, no es congruente con el Derecho Internacional", ha subrayado Cochetel.

En declaraciones a la cadena de radio suiza RTS, Cochetel ha dicho que existen "algunas inquietudes" por la medida del acuerdo que supone "reenviar a todo el mundo a Turquía". "Turquía ha aprobado recientemente leyes que son buenas pero todavía hay deficiencias en el sistema de asilo turco", ha resaltado.

 El responsable europeo de ACNUR ha recordado que Turquía tiene una tasa de reconocimiento de refugiados "demasiado baja", con solo un 3 por ciento en lo que se refiere a aceptar a refugiados "iraquíes, afganos e iraníes".

"Reenviar a personas que no tendrían acceso a la protección supone un cierto número de problemas en relación al Derecho Internacional y el derecho europeo", ha afirmado.

Cochetel ha confiado en que el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía venga acompañado de garantías suplementarias cuando sea definitivo.

En este sentido, ha hecho hincapié en que los refugiados devueltos a Turquía tienen derecho a una "revisión de su solicitud" y ha juzgado indispensable que las autoridades turcas tengan suficientes traductores para que las personas puedan comunicarse con las fuerzas de la Policía que les detienen cuando regresan".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han logrado este lunes un principio de acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a "todos los inmigrantes" -incluidos los demandantes de asilo sirios-, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los Estados miembro reubiquen a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

Las dos partes, sin embargo, deberán "trabajar en los detalles" del acuerdo en los próximos días, con el objetivo de concretar su contenido de aquí a la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de marzo, según han explicado en rueda de prensa conjunta Davutoglu y los presidentes del Consejo europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Comentarios