martes 15.10.2019
Primer día de test en Barcelona

La venganza de Honda retrata a Alonso y McLaren

Los nipones, que no dieron con la tecla en los tres años de alianza con los británicos, han evolucionado de forma sorprendente. Brendon Hartley ha completado un total de 93 vueltas sin incidentes y cree que la unidad de potencia de Honda es mejor que la de Renault en 2017

Brandon Hartley.
Brandon Hartley.

El primer día de test en Montmeló generó una gran expectación, con diversas incógnitas por disipar en la primera puesta en marcha de los monoplazas y por el morbo, entre otras cosas, de vislumbrar cómo funcionaba el motor Honda en el Toro Rosso. La sorpresa ha sido notable, después de que Brendon Hartley haya sido el segundo que más vueltas ha completado, con un total de 93. Ver para creer. En los últimos tres años, Fernando Alonso siempre había encontrado problemas de fiabilidad en la primera toma de contacto con su McLaren. La evolución de los nipones en realmente llamativa.

Honda, un quebradero para McLaren

La aventura de Honda en el 'gran circo' ha sido un tormento. McLaren confió en la marca por su prestigio, y por la importante aportación económica que llevaría a cabo. Sin embargo, la experiencia de los nipones en la Fórmula 1 era nula, y los conocimientos nunca llegaron. El primer año fue un verdadero desastre. Alonso abandonó un total de siete ocasiones, por las seis de su compañero Button. En 2016 se vislumbró un paso adelante, pese a las también seis retiradas del británico, ya que el español cerró el curso entre los diez mejores pilotos con 54 puntos. 

De ahí que para 2017 se esperara un asalto al podio. Esa era la fecha que desde la alianza en 2015 se había fijado para pelear por el Mundial. Sin embargo, esta vez el paso fue hacia atrás. El asturiano tuvo que retirarse en ocho carreras y acabó tan desquiciado, que en su renovación con McLaren se habló de prescindir de Honda, una decisión que los de Woking ya tenían más que meditada. El adiós suponía ceder en potencial económico, pero la llegada de Renault 'garantizaba' una mejoría de resultados que a la larga podría traer más patrocinadores. Así que tras un tercer año donde los británicos responsabilizaron de todo mal a los nipones, llegó el fin de la relación.

En Red Bull se frotan las manos

Como si de una venganza se tratase, Honda ha experimentado una evolución casi sin precedentes, en el que ha sido su mejor invierno de largo. El propio piloto de Toro Rosso, tras completar la sesión, ha manifestado que el motor era mejor que el de Renault el pasado año. ¿El gafe de Alonso acecha de nuevo? Lo que si es seguro es que el nivel parece mucho más similar que el del año pasado, para desgracia de Alonso, Vandoorne y McLaren, que perdieron toda su fe en un equipo de trabajo que tan sólo les había pedido tiempo. Eso sí, ante los malos resultados, prolongar el acuerdo hubiese sonado a broma. 

Donde están verdaderamente satisfechos es en Red Bull. No porque Ricciardo haya sido el mejor en este primer día de sesión, sino porque han acertado con la apuesta por Honda. Cuando Renault de un paso al frente en 2020 y pelee por el Mundial, McLaren recibirá una unidad de potencia que no será tan efectiva como la francesa, para que no lastren sus opciones. En ese momento, la escudería austríaca podrá montar el motor Honda, del cual sabrán todo por el trabajo de los nipones con su filial. El movimiento de Red Bull ha sido el acertado, mientras en McLaren pueden aparecer las primeras dudas. 

Por si fuera poco, el MCL33 ha tenido un problema con una tuerca y la mayoría de giros los ha tenido que dar en la jornada de tarde, cuando la lluvia y la condición de la pista eran más desfavorables. De todas formas, en general el McLaren ha dado un paso al frente. Eso sí, por el momento las tres escuderías punteras parecen que volverán a disputarse el Mundial.

Comentarios