Miércoles 26.09.2018
Fórmula 1

La tregua de Renault a Alonso: le da tres años para ganar el Mundial

El jefe de la escudería francesa ha desvelado parte de sus intenciones a corto plazo, y entre ellas no está perjudicar el rendimiento de McLaren en la pelea directa que mantendrán desde este mismo año

Fernando Alonso en Montmeló.
Fernando Alonso en Montmeló.

A lo largo de su exitosa trayectoria, Fernando Alonso, como el resto de pilotos, se ha visto forzado a tomar comprometidas decisiones, de las que casi nunca ha salido bien parado. Salvo su primera marcha a McLaren, donde la disputa con Hamilton le privó de ganar el Mundial, sus movimientos han sido desacertados. Se marchó de Ferrari harto de ser segundo, y si bien los de Maranello no han alcanzado su objetivo, si perdió la posibilidad de agrandar su exitoso palmarés con triunfos y podios, como ha hecho Vettel. El español ha arrastrado un fracaso de tres años donde ni siquiera se ha asomado a las puertas del podio. 

Y cuando han tomado la iniciativa y han apostado por cambiar su unidad de potencia, les ha tocado vislumbrar la 'resurrección' de Honda. Alonso se mostró pasivo ante el gran número de vueltas de Toro Rosso con el motor de los nipones, e incluso afirmó que hasta Australia no se vería nada. Lo cierto es que mientras Renault sigue sin ganar la potencia esperada, Honda ha sido el segundo más rápido en los test celebrados en Montmeló. Los japoneses han sido más rápidos y, sorpresivamente, más fiables. Pedían tiempo y calma, y su fruto ha llegado tras este invierno.

En McLaren ya no pueden hacer nada. La relación está rota después de haberles culpado de la gran parte de los abandonos sufridos desde 2015. En Woking presumían de chasis, pero en las primeras pruebas de 2018 se han quedado lejos de exhibir tal puesto. El movimiento más inteligente lo ha obrado Red Bull, que tras probar el éxito (de momento) de su filial, probablemente anuncie su ruptura con Renault a mediados de este curso para ser cliente exclusivo de Honda los próximos años. "Consideramos a Red Bull y a McLaren como socios, no clientes", ha señalado Abiteboul en declaraciones concedidas a la Gazzetta dello Sport. Eso sí, ha hecho evidente que tras doce años de cooperación con los austriacos, exigen "cooperación y claridad" ante las decisiones por las que opten.

Mientras Red Bull se aprovecha del tiempo desperdiciado de McLaren, en Woking se han metido en un lío. La escudería británica es ahora cliente de un equipo que ostenta un nivel similar al suyo. En igualdad de oportunidades, lo lógico es que, como ha sucedido a lo largo de la historia, la marca francesa guarde para sí misma las mejores especificaciones del motor. La escasa brecha entre ambos que a priori han reflejado los test en Barcelona, apuntaba a que esto sucedería desde este mismo año, con lo que se marchitarían las opciones de Alonso a conquistar su tercer Mundial. Sin embargo, parece que no será así.

"Garantizamos que todos reciben igual trato, pero esto es algo sobre lo que podríamos reflexionar respecto a la nueva generación de motores para 2021", ha apuntado el francés. Renault se halla en plena evolución desde su regreso al 'gran circo' y se habían marcado pelear por el Mundial en 2020. Sin embargo, ese 'ultimátum' encubierto, parece haber desaparecido de golpe con esa frase que ha hecho pública este miércoles. Hasta la nueva era de motores en 2021, para la que restan tres temporadas, no perjudicarán a McLaren. Por lo tanto, Alonso tiene hasta esa fecha para intentar alzar su tercer Mundial antes de retirarse, algo que tuvo en mente la pasada temporada, debido a sus ansias por levantar la 'Triple Corona'. 

La tregua de Renault a Alonso: le da tres años para ganar el Mundial

Comentarios