lunes 3/8/20
EL COCHE MÁS CARISMÁTICO DE LA COMPAÑÍA

El Seat Ibiza cumple 30 años

Se trata del modelo que más éxito ha cosechado en la historia de la marca automovilística española

Las cuatro generaciones del Seat Ibiza.
Las cuatro generaciones del Seat Ibiza.

Era el 27 de abril de 1984 cuando salía de la cadena de montaje de la Zona Franca de Barcelona el primer Seat Ibiza, el modelo que más éxito ha cosechado en la historia de la marca automovilística española.

El Ibiza ha sido un revulsivo para la compañía y está considerado hoy en día como el coche más carismático de toda su historia, además del más vendido ya que roza prácticamente los 5 millones de unidades. Si hay un coche que identifica la España de los años ochenta, dinámica, ambiciosa y dispuesta a cambiarlo todo, éste no es otro que el Seat Ibiza.

El escenario elegido para la presentación en sociedad a nivel mundial fue el Salón del Automóvil de París, donde la compañía inicia su proyección internacional con la exportación en gran volumen del nuevo modelo. Desde esa fecha, este icono sobre ruedas registra unos niveles de exportación del 69% (alrededor de 3,5 millones de unidades) a los más de 75 países en los que está presente la compañía. Los mercados más importantes en estos años han sido, aparte de España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal y Méjico.

El Ibiza está considerado hoy en día como el coche más carismático de toda su historia

El Ibiza de segunda generación del año 1993 estrenaba la nueva y moderna factoría de Martorell, una de las más modernas y flexibles de Europa, como lo demuestra el reconocimiento internacional “Automotive Lean Production”.

Cada día se producen en la Línea 1 de Martorell cerca de 700 Ibiza y emplea directamente alrededor de 1.600 personas. En total, Seat genera empleo directo e indirecto para cerca de 70.000 familias. Hoy, el efecto multiplicador de Seat sobre la economía es determinante. Seat no se entiende sin Martorell, ni el sector español de la automoción se entiende sin Seat.

Espíritu joven y deportivo

El Seat Ibiza es 100% Seat, ya que fue el primer vehículo diseñado y desarrollado propiamente por la compañía. El diseño siempre ha formado parte del ADN de la marca española y en el caso del Ibiza destacan las aportaciones de firmas relevantes vinculadas al diseño del automóvil a lo largo de las cuatro generaciones.

En la primera generación del Ibiza (1984-1993) contó con la colaboración de Ital Design, la empresa del diseñador italiano Giorgio Giugiaro, además de Karmann para el desarrollo de la carrocería y Porsche para la tecnología de los motores “System Porsche”.

Para la segunda (1993-2002), de nuevo firmada por Giugiaro, el salto estético fue evidente fue evidente, con líneas redondeadas y aerodinámicas, y con un equipamiento y sofisticación mecánica reservados en la época a gamas de segmentos superiores.

 Fue el primer vehículo diseñado y desarrollado propiamente por la compañía

El actual director de diseño del Grupo Volkswagen, el italiano Walter de Silva, perfiló las líneas de la tercera generación del Ibiza (2002-2008), un paso adelante en cuanto a la calidad de fabricación, gama de motores y comportamiento dinámico. De Silva introdujo una estética más atractiva, marcada por la agilidad. Se trataba del concepto “Chasius Agil” desarrollado por el Centro Técnico de Seat en Martorell.

La actual generación del Ibiza (2008) es obra del director de diseño de Seat en aquella época, Luc  Donckerwolke. Se introduce por primera vez en el frontal del vehículo el concepto “Arrow Design”  que resulta en un nuevo Ibiza más deportivo y distintivo que sus predecesores, gracias al empleo de trazos geométricos muy marcados, a la vez que se suma la evolución introducida en la clásica “Línea Dinámica” de la marca en el lateral.

Triunfo en el Mundial de Rallyes

El primer Seat Ibiza con apellido y clara vocación deportiva fue el SXI, con motor de 100 caballos, predecesor de los actuales Cupra (acrónimo de Cup Racing) y FR (Fórmula Racing). En 1996, la compañía presenta la versión Cupra con motor 2.0 de 150 CV, que ofrecía un gran rendimiento y una imagen deportiva. Un lanzamiento esperado con el que Seat celebraba su brillante triunfo en el Campeonato del Mundo de Rallyes de 2 litros con el Ibiza Kit Car, título que repetiría en 1997 y 1998. En 2004, el Ibiza celebró su 20 Aniversario, con más de 3,3 millones de unidades fabricadas y con la aparición de dos nuevas versiones deportivas: FR y Cupra (con nueva mecánica diesel).

Para finalizar daremos dos datos curioso como son el precio del primer Seat Ibiza de 1984 que rondaba las 825.000 pesetas (4.950 euros) que hoy equivaldrían a 15.620 Euros y que también el Seat Ibiza fue el coche oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1982.

Comentarios