viernes 18.10.2019
Seguir más allá de 2018

Los récords incitan a Alonso a posponer su retirada

El español tiene al alcance de su mano dos suculentos registros históricos, aunque para alcanzarlos deberá seguir en el 'gran circo'

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

En la recta final del pasado Mundial, después de casi diez meses de negociación, Fernando Alonso rubricó su nuevo contrato con McLaren. Un acuerdo en el que ambas partes cedieron. La escudería británica aceptó que el piloto español sólo se comprometiera un año y se guarda la opción a otro, y que su salario se mantuviese en torno a 35 millones anuales. El asturiano, por su parte, se conformó con disputar otras pruebas siempre fuera del ‘gran circo’, sin poder repetir en las 500 millas de Indianápolis, aunque el rendimiento del monoplaza fuera pobre cómo ha sucedido en este curso.

El acuerdo tardó en producirse sobre todo por el ese único año al que Alonso quería comprometerse. El español cumplirá 37 años la próxima temporada y ha quedado más que satisfecho con su aventura lejos de la Fórmula 1. Busca nuevos retos en el horizonte, como la ‘triple corona’, y no está seguro de continuar más allá de 2018. Además, en el caso de que quedara una vacante en Mercedes, Ferrari o Red Bull, siempre podría escapar, aunque está convencido de que el motor Renault sacará lo mejor de McLaren.

Sin embargo, las estadísticas incitan a Alonso a seguir más allá de 2018. Pese a que el español tiene imposible alcanzar el mayor número de triunfos, o convertirse en el más laureado, hay otros récords que podría batir en 2019.

El primero de ellos es el de Grandes Premios comenzados (disputado al menos la sesión de libres) y disputados (situarse en la parrilla de salida). Alonso, en ambas, ocupa la cuarta posición, pero es el primero de los que se encuentran en activo. El español ha disputado 284 Grandes Premios, se encuentra a 39 de Rubens Barrichello, por lo que en dos campañas, si no padece ninguna lesión, podría alcanzarle. Situación muy similar en cuanto a carreras comenzadas.

El segundo reto y más suculento es consagrarse como el piloto que más dinero ha ganado en toda la historia, sólo con los contratos acordados con sus respectivos equipos, es decir, con patrocinios al margen. El español ha ingresado ya más de 300 millones de dólares en su dilatada trayectoria, gracias en parte a las últimas tres temporadas. El arriesgado movimiento del español de unirse al proyecto de Mclaren y Honda le trajo un sinfín de desgracias a nivel deportivo, pero le bendijo económicamente.

Por delante ahora tan sólo tiene a Michael Schumacher, con 384 millones de dólares. Si el español levanta un Mundial en alguno de estos dos años superaría al alemán y se colocaría como el mejor pagado de la historia, un dato que reflejaría el caché que ha tenido durante las últimas dos décadas. Estos registros invitan al asturiano a seguir.

Comentarios