martes 12.11.2019
Audi A6, simplemente perfecto.

Probamos el Audi A6 S Line

Con el Audi A6 hemos disfrutado muchísimo, hemos recorrido bastantes kilómetros y sobre todo, hemos buscado cualquier excusa para poder cogerlo y disfrutar un rato más de él.

Audi A6 S Line | Adictos a la gasolina
Audi A6 S Line | Adictos a la gasolina

Exteriormente se trata de un coche que llama la atención por su elegancia. Nuestra unidad de pruebas venia equipada con el magnífico acabado S-Line edition. Con este acabado se consigue un aspecto más deportivo sin perder un ápice de elegancia.

Empezando por el frontal, nos encontramos con unos faros matrix LED acompañados de una gran parilla singleframe en negro la cual resalta el frontal de esta berlina.

DSC_0339

Lateralmente lo que más llama la atención son las grandes llantas de 21” con 5 radios de doble hoja, llantas que armonizan perfectamente con el conjunto del vehículo.

En la zaga destacan los pilotos Led oscurecidos y el difusor con las salidas de escape en cromado.

Interior.

Al igual que en el exterior, el interior venía equipado con el acabado S-Line.

Empezamos con unos asientos en tela y cuero, los cuales se pueden regular de manera eléctrica y cuentan con 3 memorias. Son unos asientos muy cómodos y con una sujeción excelente. Entre los asientos delanteros queda situado el apoyabrazos, que a la vez nos hace la función de guantera y es donde encontramos las dos tomas USB del equipo multimedia, una toma de 12V, la entrada auxiliar del sistema multimedia y opcionalmente contamos también con un sistema de carga inalámbrica para nuestro Smartphone.

Al igual que los asientos, la comodidad del volante es extraordinaria. Se trata de un volante calefactable de 3 radios, achatado en la parte inferior y con levas en la parte trasera.

DSC_0604

Justo detrás del volante nos queda el cockpit con pantalla incorporada, y aunque es más pequeña que la que llevaba su hermano, el A3 que probamos no hace mucho, efectúa las mismas opciones.

En el salpicadero encontramos la pantalla del sistema multimedia, sistema que se encuentra firmado por Bose y es más que necesario destacar la calidad de sonido que nos ofrece. El sistema multimedia se puede manejar tanto desde el volante como desde la botonera que se encuentra situada entre los dos asientos y su manejo es bastante intuitivo. Un detalle sublime de este acabado es que tiene un acabado de raya diplomática que le aporta una elegancia extraordinaria. Entre ambos asientos también se sitúan un par de huecos porta bebidas y otro hueco que nos será muy útil para depositar pequeños objetos.

Viajar en este coche es toda una experiencia, tanto por su confort como por el gran nivel de insonorización que tiene, debido al extra que equipa de doble cristal. De hecho, ni siquiera oyes el martillo neumático de una obra, aunque pases al lado, salvo que bajes la ventanilla.

DSC_0608

Pasando a la parte de atrás del A6, nos encontramos con una fila de asientos con mucho espacio. También se ha pensado en la comodidad del ocupante en las plazas posteriores y es por eso que aparte de una buena ergonomía de los asientos, los ocupantes cuentan con mandos individuales para regular la climatización, incluyendo salidas de aire en los pilares laterales y en la parte posterior del apoyabrazos delantero.

El maletero es de 580 litros y su boca de carga es bastante cómoda, cuenta con ganchos para poder sujetar las bolsas y sus líneas rectas facilitan mucho la tarea de carga.

Motor y comportamiento.

Este A6 venía equipado con el motor 2.0 TDI con caja de cambios S Tronic y tracción quattro. Es un motor turboalimentado de 190 Cv con un par máximo de 400 nm y un consumo medio homologado de 4.2 litros, aunque en nuestra prueba el consumo medio ha rondado los 6 litros, nada mal para sus 2240 Kg.

Gracias a la caja de cambios S Tronic de doble embrague y 7 velocidades se consigue una conducción muy suave y confortable, delatando que el coche ha sido diseñado para realizar largos recorridos.
DSC_0496
Con la tracción quattro y la suspensiones neumática adaptativa se consigue una gran sensación de seguridad debido al gran aplomo con el que circula y haciendo que sea muy difícil que en algún momento pierda la tracción. La dirección es muy suave y directa, permitiendo tomar curvas cerradas prácticamente sin ningún tipo de esfuerzo.

Conclusión.

Es de esos coches que cuesta entregar de vuelta. No solo por las miradas que levanta a su paso, sino por la exquisita conducción que tiene en todo momento. Dentro de este Audi tienes sensaciones que pocos coches te transmiten y es que no siempre se trata de que te guste mas o menos, sino de las emociones que puedes tener a los mandos de semejante oda a la ingeniería más perfecta. En este coche se junta belleza, calidad y precisión en cada movimiento.

Pd. Acabo de encontrarle una pega: que no es mío…

Galería. 

DSC_0598DSC_0344DSC_0339DSC_0562DSC_0571

DSC_0574DSC_0598DSC_0594DSC_0496DSC_0608DSC_0604

Comentarios