miércoles 23.10.2019
"Siempre estaremos un poco abajo"

Otra desgracia para Alonso: se lleva el primer 'palo' en Daytona

Los entrenamientos le han deparado accidentes y sanciones al equipo del piloto español, que ha reconocido que los reglajes del monoplaza se alejan del punto óptimo que esperaban

Fernando Alonso. | Motorsport
Fernando Alonso. | Motorsport

En apenas un mes se presentarán los monoplazas de Fórmula 1 y arrancarán los primeros test de pretemporada en Montmeló. Mientras otros pilotos disfrutan de sus vacaciones a la par que se preparan físicamente para otro largo curso, Fernando Alonso tiene la mente lejos del 'gran circo'. Su objetivo más inmediato es competir en las próximas 24 horas de Daytona, prueba que le hace especial ilusión, desde que el año pasado decidiera embarcarse en otras pruebas del automovilismo. En Indianápolis todo le fue rodado hasta su abandono por culpa del dichoso motor Honda.

En esta prueba, en cambio, no parece que vaya a poder pelear por el triunfo. Al menos esa es la conclusión más rápida que puede sacarse de los últimos entrenamientos, donde aún no han conseguido disipar todas las dudas que el Ligier JS P217 les dejó a principios de este mes. Un aprendizaje que se extiende más de lo esperado, aunque al ser la primera participación de United Autosports en las 24 horas, era previsible que el reto fuera a entrañar complejidades. A eso hay que sumarle el accidente de Hanson en los Libres 1, que lo ha hecho todo más difícil. Por si fuera poco, el joven Lando Norris ha excedido la velocidad en el 'pit lane' en dos ocasiones y tendrá un 'drive throuhg' en carrera. 

"Nos faltan vueltas y tiempo en pista. Los test fueron bastante cortos, considerando todo lo que queríamos probar. Era nuestra primera vez aquí tanto para el equipo como para nosotros", ha mencionado al español para ejemplificar el coste de la inexperiencia. Alonso confía en que mejoraran con el transcurso de los minutos en pista y que darán "un paso adelante" en las próximas sesiones. El problema para el asturiano es que el punto óptimo podrían hallarlo demasiado tarde. "De cara a la carrera, es posible que las primeras horas sean las más duras pero hacia el final nos sentiremos más cómodos y más competitivos", ha comentado.

Alonso comentó recientemente que quería olvidar los tres últimos años, un periodo en el que su carrera mediática ha pegado un notorio bajón, con un monoplaza cuya meta era adentrarse en los puntos. Uno de los motivos por los que quería probar fuera de la Fórmula 1 era para experimentar de nuevo la competitividad y el sabor del triunfo. En Indianápolis no anduvo lejos, pero en Daytona será diferente, y ya es consciente de ello, a tenor de sus recientes declaraciones: "Quizá no somos tan competitivos como querríamos. El rendimiento aún no está ahí. Tenemos un par de sesiones para mejorar", ha explicado.

La realidad, sin embargo, es que únicamente podrán pelear por "un buen resultado", sin contemplar la victoria. "Con el paquete que tenemos (LPM2) siempre estaremos un poco abajo, pero intentaremos ejecutar la carrera a la perfección", ha señalado. La mismo opinión tiene su compañero de equipo Phil Hanson, que afirmó que no están contentos con los reglajes. Quizás el asturiano tenga más fortuna en junio, en Le Mans, donde a pesar de que sostiene que su presencia aún no está asegurada, los patrocinadores dicen lo contrario. Este jueves uno de esos sponsors ha anticipado que Alonso estará presente en la prestigiosa prueba, por lo que afrontará un extenuante calendario que puede desconcentrarle de cara a la temporada de Fórmula 1. 

Comentarios