lunes 01.06.2020
Gran Premio de Monza

Nadie discute a un Hamilton desatado

El británico le metió casi medio segundo a su compañero de equipo, Nico Rosberg, y logró una pole incontestable. Ferrari ocupará la segunda línea de parrilla y Red Bull la tercera. Alonso y Sainz, fuera en la Q2

Lewis Hamilton.
Lewis Hamilton.

La escasa longitud de Monza, uno de los circuitos más emblemáticos, anticipaba que la igualdad iba a estar a la orden del día. Al menos, entre aquellos equipos que no aspiran a las plazas nobles de la parrilla. Y así fue, con hasta quince pilotos en un segundo. Las largas rectas fueron un obstáculo para McLaren, que sufrió incluso para adentrarse en la Q2. Más bien fue Alonso el que afrontó esos apuros, ya que hasta el último giro no se salvó. Decimosexto pasó el corte el asturiano, al límite, superado por el Manor de Wehrlein.

Carlos Sainz se colocó decimotercero en su última vuelta y también superó el corte, algo que no pudieron hacer los dos Renault, Palmer y Magnussen. Kvyat, como de costumbre, Nasr, Ericsson y Ocon también fueron eliminados en la Q1. En la zona delantera, los Ferrari se erigían como la segunda mejor escudería, aunque no como una alternativa a Mercedes, capaz de meter más de un segundo a sus inmediatos perseguidores.

Mercedes muestra su superioridad

El inicio del segundo envite resultó cómico para el presidente de Mercedes. Desde el box, vislumbró cómo sus pilotos dejaban boquiabiertos a todos los asistentes. Con los neumáticos blandos, Rosberg bajó al 1:21:8. Pero las carcajadas llegaron cuando Hamilton, instantes después, bajó el crono a 1:21:498. Un tiempo al que ni siquiera se acercaron los Ferrari con el compuesto de súper blandos. La escudería alemana, por tanto, se aseguraba partir el próximo domingo con unos neumáticos con una vida más longeva.

Por atrás no hubo milagros. Alonso y Sainz fueron eliminados, tras acabar en decimotercera y decimosexta posición respectivamente. Eso sí, la sanción de cinco posiciones a Grosjean por cambiar la caja de cambios, permitirá a ambos escalar un puesto en la parrilla de salida. El varapalo fue para Massa, que también se quedó fuera mientras el otro Williams, Bottas, finalizaba cuarto. Junto al finlandés, los dos Mercedes, los dos Ferrari, los dos Red Bull, los dos Force India y Grosjean.

Pole para Hamilton

En la última ronda se mantuvo el guion. Hamilton bajó aún más su tiempo y dejó sin ninguna opción a Rosberg tras el primer intento. Raikkonen, que esta temporada ha dado un golpe de autoridad, se colocaba por delante de Vettel momentáneamente. Después Bottas, Ricciardo, Verstappen, Hülkenberg, Pérez y Gutiérrez. En estas plazas se fueron todos los monoplazas a boxes, para preparar su segundo y último intento en la Q3.

En los últimos tres minutos, la diferencia entre los Mercedes se acrecentó. Rosberg apenas bajó su tiempo, y Hamilton pulverizó el crono y le metió casi medio segundo al alemán para conseguir la pole position. Vettel pasó a Raikkonen y partirá tercero. Detrás, Bottas se coló delante de los dos Red Bull. Los Force India y Gutiérrez cerraron las diez primeras posiciones.



Comentarios