martes 25.02.2020

Mercedes ve el futuro negro ante un Vettel de récord

La escudería teme ceder su hegemonía este curso tras los problemas sufridos con las gomas en Mónaco. El piloto de Ferrari, cerca de hacer historia

Sebastian Vettel.
Sebastian Vettel.

El ‘sorpasso’ de Ferrari a Red Bull se hizo evidente en pretemporada. Lo más sorpresivo, en cambio, fue vislumbrar en el trazado de Melbourne que los de Maranello estaban en disposición de disputarle el Mundial a Mercedes. Esa primera cita no preocupó en exceso a los alemanes, que culparon de su derrota a la buena estrategia de sus oponentes. Sin embargo, con el transcurso de las pruebas, Vettel ha puesto de manifiesto que el ritmo de su monoplaza está a la altura, tanto en carrera como en tandas cortas. En Mónaco Ferrari refrendó el cambio de tornas: por primera vez desde 2008 los dos coches rojos copaban la primera línea de la parrilla.

Y pese a la alternancia de los pilotos, nadie consiguió impedir el doblete. Primera victoria desde el 2001 en El Principado para la histórica escudería, que tras una etapa en la sombra está preparada de nuevo adquirir todo el protagonismo. El triunfo de Vettel, forzado por su equipo con la estrategia en el ‘pit lane’, confirma al tetracampeón del mundo al frente de la clasificación. El alemán tiene exactamente una renta de 25 puntos, un colchón de una carrera, que en caso de no añadir ningún cero podría servirle para conquistar el Mundial.

Al menos eso es lo que opina el mítico piloto Nicki Lauda, que trabaja en el seno de Mercedes. Tras decir al término de la carrera de Mónaco que todo apuntaba hacia Vettel, este lunes afirmó que el alemán “debe tener un abandono”. “De lo contrario se ha terminado. Ferrari está en una tendencia positiva y si esto continua, la diferencia es enorme”, zanjó en piloto austríaco en una entrevista concedida al diario Kronen Zeitung.

Esa “diferencia” de la que habla Lauda se traduce en el rendimiento de las gomas. Pirelli ha apostado por reducir la presión de los neumáticos, una medida contra la que ha ido Mercedes desde el 2016, y que les ha llevado a entrar en una intensa disputa. A comienzos de este curso el máximo mandatario del proveedor de neumáticos confirmó que algunas escuderías habían exagerado sus datos con el objetivo de que no variarán los registros. En Mónaco, mientras que Vettel era capaz de rodar en tiempos bajos desde el inicio, Bottas rodaba casi un segundo más lento hasta calentar las ruedas.

Todo apunta a que esta inercia podría mantenerse en los próximos Grandes Premios, de ahí proviene todo el pesimismo. “Definitivamente va a a ser difícil”, ha confesado Hamilton. El británico ha reconocido que el problema se produce únicamente con el compuesto ultrablando, pero esto es suficiente para que queden lastradas sus opciones en la calificación, donde Hamilton no pudo colarse en la Q3. El tricampeón del mundo ha advertido de que puede dejarse muchos puntos en el camino, y eso, ante la regularidad de Vettel, se convierte en un problema muy serio.

Precisamente el alemán es el causante del ambiente de preocupación que merodea en el box de Mercedes. El alemán, cuyo rendimiento cayó en picado la pasada temporada, ha resucitado con la llegada de un monoplaza competitivo. En Mónaco barrió en ritmo a Raikkonen, y si conquista este 2017 hará historia. Se convertirá en el tercer piloto en llegar a la cifra de cinco Mundiales, y en el más joven en lograrlo. Hasta la fecha solo Michael Schumacher (siete) y Juan Manuel Fangio (cinco) han alcanzado ese registro. Sin embargo, ellos lo hicieron a los 32 y a los 46 años respectivamente. El alemán puede conseguirlo a los treinta.

loading...
Comentarios