miércoles 20.11.2019
El español, sin salida

McLaren puede vengarse de Alonso con un contrato a la baja

El asturiano ha pospuesto la decisión sobre su futuro por enésima vez, ahora hasta después del Gran Premio de Japón. En Woking están convencidos de que no le queda otra que aceptar, y podrían devolverle la jugada con una importante reducción salarial, tras los problemas económicos que ha dejado la ruptura con Honda

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

Primero en verano, después en septiembre y ahora tras el Gran Premio de Japón. Fernando Alonso ha aplazado la decisión respecto a su futuro conforme ha transcurrido el tiempo. El asturiano ha mencionado en la rueda de prensa previa a Malasia que “quizá” anuncie sus intenciones de cara a 2018 después de la carrera sobre el trazado de Suzuka, el próximo 8 de octubre. El asturiano parece querer crear una expectación que no es tal, ya que su continuidad en McLaren está más que asegurada.

Alonso ha marcado las pautas en McLaren

Sus guiños en las últimas semanas así lo refrendan, con referencias al futuro de la escudería. En Woking también tienen ese pensamiento, como ha expresado Eric Boullier, el principal aliado de Fernando de entre todos ingenieros. El mismísimo Ecclestone, la figura más veterana y conocedora del ‘gran circo’, llegó a afirmarlo. Pero más que palabras, son los hechos los que señalan que Alonso, de forma inminente, aceptará el nuevo contrato que le extienda McLaren.

Los británicos han seguido la línea que ha marcado el español en todo este tiempo. En lugar de apaciguar la guerra que el asturiano abrió con Honda al quejarse por radio de la escasa potencia, los líderes de McLaren le dieron la razón a su pupilo y cargaron con fuerza contra los nipones. El pulso se tensó tanto que la relación terminó por marchitarse hasta la ruptura. Una solución que Alonso perseguía insistentemente tras afirmar que el chasis de McLaren era uno de los mejores de la parrilla.

En cuanto se anunció que Renault será el proveedor de motores de McLaren para la próxima temporada, Alonso mostró sin tapujos su felicidad. Señaló que la marca francesa tiene un gran potencial y, más recientemente, que gracias al acuerdo podrían vislumbrarse los brotes verdes del trabajo realizado en Woking desde 2014. Para McLaren la operación es toda una apuesta, que podría no salir como esperan. El equipo británico cuenta con que los resultados mejoren y los patrocinadores llamen a la puerta. De no ser así, la situación sería insostenible sin el dinero de Honda, más allá de la aportación que pueda realizar su máximo accionista: Mansour Ojjeh.

Alonso, sin salida

El dinero es un problema para la escudería que hasta ahora gozaba de un mayor potencial económico. Y ahí entra en escena Alonso, con un salario desorbitado de 35 millones de euros anuales. La cuantía de su contrato, uno de los motivos que llevaron a confiar en McLaren, podría verse reducida de cara a la próxima temporada, pese a que no entraba en los planes de ninguna de las dos partes.

Desde que concluyera la temporada pasada el español ha barajado distintitas opciones de salida para pugnar por su tercer Mundial, pese a que estas incluían rebajar su elevado salario. Sin embargo, el buen rumbo y la estabilidad de Mercedes y Ferrari ha propiciado que no se produzca ningún baile de pilotos. En Red Bull, la tercera variante, tienen talento de sobra hasta el punto de permitir la ‘cesión’ de Sainz a Red Bull.

Al asturiano no le quedaba otra opción que mantenerse en McLaren o recalar en una escudería sin opciones al título. Pese a sus amenazas con partir y a la “variedad de opciones” que decía tener, la situación es la misma que a comienzo de temporada, cuando Bottas fue confirmado como relevo de Rosberg. McLaren es consciente de que el asturiano no quiere tomarse un año fuera de la Fórmula 1 y saben que aceptará cualquier propuesta de renovación. Al problema económico que impera en Woking se suma el enfado de McLaren tras vislumbrar cómo el español da largas y no termina de garantizarles al 100% su continuidad. Todo puede desencadenar con un contrato a la baja que Alonso deberá aceptar.

Comentarios