sábado 19.10.2019
Fórmula 1

Hamilton destrozó la habitación de su hotel en Bakú por un ataque de ira

Niki Lauda asegura que el británico no digirió nada bien su error en la clasificación del Gran Premio de Europa y lo pagó con el mobiliario

Rosberg y Hamilton cada vez tienen una relación más tensa.
Rosberg y Hamilton cada vez tienen una relación más tensa.

La rivalidad entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton va camino de convertirse en una de las más agria que se ha vivido entre compañeros de equipo en la historia de la Fórmula 1. Hasta este año, el británico era el claro dominador, puesto que cuenta con tres títulos por ninguno del alemán, pero este año se vivió un vuelco en la fase inicial de la temporada.

Rosberg ganó las primeras cuatro temporadas y eso despertó la bestia de un Hamilton que hasta ese momento parecía más preocupado por la fiesta que por las carreras. Sin embargo, en el Gran Premio de España todo cambió cuando los dos Mercedes se quedaron fuera a las primeras de cambio por culpa de un impacto cuando Rosberg intentaba cerrarle la puerta al tricampeón.

Después llegó el incidente en Canadá y finalmente en Austria también se vivió un episodio lleno de dramatismo, que sirvió para colocar a Hamiton a 11 puntos del actual líder en la clasificación general. El inglés pudo sonreír antes del último Gran Premio, pero no tuvo esa misma suerte en el anterior.

Hamilton salió muy enfadado de Bakú porque en carrera no supo seleccionar el mapa motor correcto y corrió gran parte del domingo sin poder exprimir la potencia de su ‘Flecha Plateada’. Sin embargo, el gran cabreo de Hamilton llegó el sábado tras protagonizar una clasificación para olvidar.

Lauda descubre a Hamilton

El piloto británico se salió de la pista en varias ocasiones, hasta que chocó contra una de las protecciones al inicio de la Q3 y tuvo que salir desde la décima posición. Por eso, Hamilton llegó muy cabreado al hotel y pagó su frustración con el mobiliario de su habitación.

De hecho, Niki Lauda fue testigo de ello. "Yo estaba allí cuando rompió su habitación de hotel en Bakú, después de estrellarse contra el muro. Me dijo que no entrara porque lo iba a destrozar todo. Por supuesto, él mismo pagó los daños", explicó el director no ejecutivo de Mercedes en declaraciones concedidas a Servus TV.

Además, el austriaco negó la supuesta ‘paz de la piscina’ que Hamilton se encargó de alimentar ante los medios. Rosberg y Hamilton viven en el mismo bloque de edificios y habrían limado asperezas en pleno baño. "Mintió sobre eso, la situación empeora cada vez que Rosberg gana. Lewis se volverá más salvaje cuanto más adelante esté Rosberg", comentó el también tricampeón mundial. 

Comentarios