domingo 9/8/20
GP de Austria

Hamilton logra un triunfo épico gracias a un toque con Rosberg en el último giro

El piloto alemán quiso ganar la carrera hasta el final, pero su avaricia le hizo caer en la temeridad y finalmente terminó fuera del podio. Vertappen logró una mágica segunda posición, mientras que Button firmó un carrerón con el McLaren

Rosberg sacó a su compañero de la pista.
Rosberg sacó a su compañero de la pista.

Lewis Hamilton consiguió una gran victoria porque sufrió muchísimo durante toda la carrera, a pesar de que salió desde la pole. Su equipo le perjudicó varias veces con la elección de la estrategia, pero él siempre se mantuvo con la cabeza fría y estuvo centrado en su objetivo final. Rosberg también realizó un auténtico carrerón, puesto que remontó hasta la primera posición después de salir desde atrás por culpa de una sanción. El alemán corrió con el coche muy tocado durante gran parte de la prueba, pero finalmente cometió un error grave cuando Hamilton le atacó en el último giro. De esta forma, Hamilton se queda once puntos por debajo de su compañero de equipo en la lucha por el Mundial. 

Además, el Gran Premio de Austria tuvo otros dos héroes ocasionales. Verstappen logró la segunda posición y llegó a liderar la carrera porque fue mejor que su Raikkonen y que su compañero de equipo. El finlandés completó el podio, pero el otro gran protagonista fue Jenson Button, que logró alcanzar la sexta posición con el McLaren.

Por suerte para los aficionados de este deporte, la Fórmula 1 vuelve a recuperar la emoción. Cada vez hay más igualdad entre todos los equipos y eso permitió que se viera una carrera preciosa en el Red Bull Ring, aunque Fernando Alonso tuvo que retirarse a cinco vueltas para el final, cuando estaba en la lucha por los puntos. Sainz logró una octavo posición, en una buena remontada.

Nico Hulkenberg no realizó una buena salida y el McLaren de Button pudo ocupar momentáneamente la segunda posición. Por eso, Hamilton no tuvo problemas para escaparse en las primeras vueltas. Sorprendentemente, el compañero de equipo de Fernando Alonso aguantó durante varias vueltas por delante de Raikkonen, aunque finalmente no le quedó más remedio que ceder ante el empuje del finlandés y también le adelantaron sin problemas Rosberg y los Red Bull.

El Force India que consiguió la segunda posición en carrera se hundió inesperadamente y perdió muchísimas posiciones en las primeras vueltas. Por su parte, el actual líder del Mundial se tomó la remontada tras su sanción con mucho tranquilidad y poco a poco se metió en la lucha por la carrera. No obstante, cuando empezó el baile en boxes, se vio que la estrategia iba a ser decisiva en esta carrera Fernando Alonso y Carlos Sainz ganaron algunas posiciones en la salida, pero fueron de los primeros en cambiar sus neumáticos. En esos momentos, era evidente que los pilotos que rodaban con neumáticos más blandos lo empezaban a pasar mal, por lo que Rosberg decidió pasar por el garaje.

En cambio, Hamilton alargó al máximo la vida de sus neumáticos y empezó a perder muchísimo tiempo con respecto a todos sus contrincantes. Había amenaza de lluvia y cayeron cuatro gotas, pero finalmente las condiciones de la pista no llegaron a cambiar y el británico perdió su posición con respecto a su compañero de equipo en una parada desastrosa. Sin embargo, el vigente campeón salió con un neumático blando con la intención de terminar la carrera,aunque finalmente no lo logró.

La rueda de Vettel estalló en la recta

Por otra parte, los Red Bull y los Ferrari intentaron alargar más la vida de sus superblandos, para hacer una única parada, conscientes de que su estrategia de salida era mejor que la de los Mercedes. No obstante, todo se fue al traste cuando el neumático de Vettel estalló en plena recta. El alemán tuvo suerte de que su accidente no tuviese graves consecuencias, pero su monoplaza se quedó cruzado en medio de la pista, mientras que algunos trozos de goma fueron a parar al coche de Rosberg que venía justo detrás de él.

El Safety Car salió a pista y en ese momento muchos coches pasaron por el pit lane para poner los neumáticos blandos, aunque los Mercedes aguantaron con sus gomas en cabeza. Rosberg encabezaba la carrera con su monoplaza muy tocado, pero Hamilton tampoco podía atacar a tope porque le avisaban por radio de que su suspensión no estaba para mucho contacto.

Sin embargo, cuando llegaron los últimos giros Hamilton intentó pasarle en su parada en boxes, pero los mecánicos fallaron y Rosberg logró mantener la posición. Verstappen lideró la carrera durante unos vueltas, cuando solo faltaban diez giros para el final, pero las 'Flechas Plateadas' no tuvieron problemas para volver a adelantar al Red Bull.

Por eso, se llegó a la última vuelta con todo por decidir y allí apareció el genio del mejor Hamilton. El británico le metió muy bien el coche a su compañero de equipo, pero Rosberg no quiso dejarle pasar por las buenas y le cerró la puerta de forma exagerada, hasta el punto de que frenó muy tarde y se fue contra su compañero de equipo. Hubo contacto entre los dos, pero Hamilton pudo continuar con normalidad, mientras que el coche de Rosberg quedó mucho más tocado de lo que estaba. Verstappen y Raikkonen le superaron, por lo que el actual líder del Mundial perdió unos puntos preciosos por culpa de su avaricia. "Yo estaba por fuera, no he sido yo el que ha chocado", explicó Hamilton por radio por si sus mecánicos tuvieran alguna duda sobre el incidente. Fernando Alonso se retiró a falta de cinco vueltas para el final, Sergio Pérez sufrió un accidente y todo esto permitió que Sainz finalizara octavo y Pascal Wehrlein rascara un punto para Manor.  

Comentarios