viernes 28.02.2020
GRAN PREMIO DE CANADá

Hamilton asesta un golpe importante al Mundial

El británico consiguió su quinto triunfo en el circuito de Gilles-Villenueve. Vettel y Bottas le acompañaron el podio. Rosberg, tras un toque con su compañero en la salida, fue a remolque toda la carrera y sólo pudo ser quinto. Sainz, que partía desde la vigésima plaza, escaló hasta el noveno lugar. Alonso, fuera de los puntos (11º)

El McLaren de Lewis Hamilton.
El McLaren de Lewis Hamilton.

Lewis Hamilton continúa su remontada hacia el liderato. El británico escogió la mejor estrategia con una sola parada, y gestionó a la perfección el desgaste de sus neumáticos, como ya hizo en Mónaco. Sebastián Vettel, pese a su atrevimiento, tuvo que conformarse con el segundo lugar. Bottas cerró el podio. Sainz, que partió desde la vigésima plaza, logró escalar hasta el noveno lugar para anotar dos puntos a su casillero. Alonso, con problemas en algunos momentos, sólo pudo ser undécimo.

Gran salida de Vettel

Tras lo acontecido el sábado, el piloto alemán era consciente de que su única opción para alcanzar el triunfo era inquietar a los Mercedes en la primera curva. Y lo hizo. Vettel aprovechó el exterior y se colocó primero contra todo pronóstico. Hamilton, que vio peligrar también la segunda plaza, dejó sin espacio a su compañero y Rosberg se vio obligado a transitar por el césped varios metros antes de regresar a pista. Alonso se colocaba octavo y Sainz, que finalmente partió desde la vigésima plaza, también escalaba posiciones.

Ferrari se la juega

El dominio de los mercedes, que se habían mostrado muy rápidos a lo largo de todo el fin de semana, estaba en entredicho. Vettel conseguía mantener una ligera distancia (un segundo) sobre Hamilton. Por detrás, Verstappen frenaba a Ricciardo y desobedecía las órdenes de equipo de Red Bull, donde le instaron a dejarse pasar. Alonso, relegado a la novena posición, no encontraba un ritmo bueno y frenaba a una importante hilera de coches por detrás.

En plena recta de meta, el motor de Button se fue al traste. Era pronto, apenas se habían superado las diez vueltas, pero algunos decidieron entrar a boxes cuando observaron el safyte car virtual. Lo extraño fue ver que entre esos monoplazas se encontraban Vettel y Raikkonen: Ferrari apostaba por una estrategia a dos paradas. Apuesta arriesgada, más con los dos coches, que iba a dejar una gran incertidumbre en la carrera.

En las primeras vueltas, el cuatro veces campeón del mundo no lograba rebajar ni una décima el tiempo de Hamilton. Sin embargo, cuando se empezaron a desgastar las ruedas del británico, el alemán se colocó a sólo siete segundos, y eso que por el camino tuvo que superar a los dos Red Bull. El británico pasó por el pit-lane y salió a la pista, lógicamente, por detrás de Vettel.

Vettel al acecho

Ahí empezó otra carrera para el alemán, que comenzó a tirar como si se hallara en plena calificación. Pero también se desgastaron muy pronto los neumáticos súper blandos del piloto de Ferrari, que decidió realizar su segunda y última parada en el ecuador de la carrera. Ahí comenzó otra carrera, con Hamilton al frente y Vettel, a ocho segundos, con unas gomas mucho más frescas. Por detrás, Verstappen se mantenía muy sólido, con Bottas y Rosberg por detrás. En cuanto a los españoles, un problema en el pit stop dejó a Alonso fuera de la lucha por los puntos. Sainz, al contrario, se colocaba noveno con un gran ritmo.

La batalla por la victoria era en la distancia. Vettel, a falta de quince vueltas, había reducido la diferencia hasta los 4,5 segundos, pero no parecía suficiente. Más que nada por la buena gestión de Hamilton de sus neumáticos. Mientras los Red Bull habían tenido que entrar de nuevo, el vigente campeón del mundo se mantenía en la pista, con cronos muy decentes. Rosberg se quedaba sin aspiraciones al podio tras pasar por el pit lane por culpa de un leve pinchazo. Sainz, que también volvió a entrar en boxes, marchaba noveno. Una progresión de mucho mérito.

Hamilton sella el triunfo

Cuando parecía que se incrementaban las opciones de triunfo de Vettel, Hamilton sacó su mejor versión. Como ya hizo en Mónaco, el británico escogió la mejor estrategia y, sobre todo, gestionó bien el desgaste de los neumáticos. Eso, aunado a los problemas del alemán en las curvas más exigentes, propiciaron que el tres veces campeón del mundo acrecentara su distancia y, cómodamente, firmara una importante victoria que le postula de nuevo como principal candidato a alzar el título.

El podio lo cerró Bottas, con una excepcional carrera. La lucha por la cuarta plaza fue lo que más interés suscitó en los últimos giros. Verstappen, pese a marcar un ritmo inferior, sostuvo por detrás a Rosberg siempre guardando el interior. En la última vuelta, el alemán lo intentó a la desesperada y realizó un trompo sin demasiadas consecuencias. Sainz, que partió desde la vigésima plaza, escaló hasta el noveno lugar. Alonso acabó duodécimo. 

loading...
Comentarios