lunes 17.02.2020
Rumores de despido

Crisis total entre Hamilton y Mercedes

La fábrica alemana se ensañó con Hamilton por su actitud en la carrera de Abu Dhabi, mientras que el resto del paddock defiende la actitud del británico. El piloto está cansado de la dirección de su equipo desde comienzos de este año y llegó a pensar en pedir el divorcio

Hamilton y Wolff cada vez están más distanciados.
Hamilton y Wolff cada vez están más distanciados.

Nico Rosberg es el nuevo campeón del mundo de Fórmula 1, a pesar de que Hamilton hizo todo lo que estuvo en su mano para arrebatarle el título en la última carrera del año. El británico le puso toda la emoción del mundo a las últimas vueltas de la carrera al ralentizar el ritmo con el objetivo de que otros coches pudieran adelantar al de Rosberg en el embotellamiento. Necesitaba que su compañero de equipo quedase cuarto para conseguir su objetivo, pero finalmente el alemán mantuvo sin demasiados apuros la segunda plaza.

Hamilton no intentó echar de la pista a Rosberg, ni generó un accidente para acabar con su rival. El británico se movió dentro de los límites del reglamento, pero lo que para muchos fue una genialidad resultó un “truco sucio” para Vettel, que decidió hacer un enorme ejercicio de hipocresía nadie sabe si por herir a Hamilton o por hacer un alarde de patriotismo dado que comparte nacionalidad con Rosberg.

Por el contrario, Christian Horner, Kimi Raikkonen o Carlos Sainz alabaron la actitud del piloto y de alguna manera reconocieron que habrían hecho lo mismo de haberse visto en la misma situación De hecho, la mayoría de los aficionados opina como Nigel Mansell, que sostiene que Hamilton debería de haber comenzado a ejecutar esa estrategia 20 o 30 vueltas antes.

Sin embargo, lo que verdaderamente sorprende de todo este asunto son las críticas que le hicieron dentro de su propio garaje a toro pasado. "Este es un deporte mecánico. Necesitas ganar y perder con dignidad. Creo que es una pena que estemos hablando sobre esto. Nico Rosberg ha ganado el Campeonato después de una temporada fantástica", señaló Toto Wolff como si el británico hubiera perdido parte de su honor al intentar ganar el Mundial de esa manera.

Por eso, varios medios británicos especulan con la posibilidad de que Mercedes imponga una sanción a Hamilton, mientras que defienden la actitud de su compatriota. De hecho, según Daily Express la escudería de la estrella valora incluso su despido. "La anarquía no funciona en ningún equipo y en ninguna empresa. Todo es posible", contestó Wolff cuando le preguntaron por un posible castigo al tricampeón del mundo. En cambio, la prensa alemana defiende claramente al equipo y a Rosberg. De hecho, Welt califica la estrategia del inglés de “infantil”.

En cambio, las críticas a Hamilton dentro de Mercedes no son exclusivas del director ejectuivo, ya que Niki Lauda también dio a entender que Lewis fue muy poco elegante en Yas Marina."Como pilotos siempre tratamos cada truco en las normas, pero siempre debes tener respeto por tu compañero de equipo", comentó el expiloto.

No obstante, también hay que recordar que el equipo se atrevió a dar una orden clara al piloto para que no llevara a cabo su estrategia, cuando en realidad el Mundial de Constructores ya estaba decidido y solo había en juego un puñado de euros más para el equipo. "Hubo una situación en la que calculamos que perderíamos la carrera, porque Lewis iba cada vez más lento. Aquí es donde decidimos intervenir, él decidió ignorarlo", declaró Wolff a Sky Sports.

El Gran Premio de España y las órdenes de equipo, el gran detonante

Pese a todo, Wolff justifica el excesivo intervencionismo del equipo con vistas a que la situación entre ambos pilotos no se descontrole todavía más de cara al futuro. "Podríamos soltarlos de la correa por completo y tener menos reglas, pero la consecuencia sería que ganaríamos menos carreras y estaríamos perdiendo campeonatos, porque hay algunos otros tipos inteligentes en el paddock”, comentó como si la tensión en estos momentos fuera soportable.

Por su parte, Hamilton se limitó a lamentar que desde el equipo se atrevieran a darle esa orden en un momento tan delicado como ese. "Fue una pena esa petición. No entiendo por qué no nos han dejado competir. No hubo ni un solo momento en que pensara que podía perder la carrera. No sentí que hubiera ningún riesgo".

En cualquier caso, esto no le cogió por sorpresa a Hamilton ya que antes de la carrera Wolff no dudó a la hora de amenazar a sus pilotos. "Nuestros pilotos son deportistas geniales y saben lo que significaría si sobrepasan la línea porque causaría mucha controversia. Tengo confianza en que irá bien, para el beneficio del equipo, el espíritu del equipo, el esfuerzo que se ha hecho y también para los fans".

Además, Sky Sports recuerda que el hasta ahora piloto franquicia del mejor equipo de la parrilla quiso marcharse a principios de este año. “Lewis Hamilton decidió dejar el equipo Mercedes a mitad de las conversaciones y recriminaciones por el accidente de España. Dijo: 'ya está, este año no corro más'". No obstante, el tricampeón del mundo habría decido continuar porque sabía que sus opciones de ganar el campeonato serían mínimas en cualquier otro equipo. Además, el piloto británico tiene contrato hasta finales de 2018, aunque resulta evidente que podría cambiar de aires un año antes, si el cambio de reglamentación de la temporada que viene permite que haya más escuderías en la lucha por el título. La relación entre ambas partes es ahora un matrimonio de conveniencia que parece abocado a la separación en cuanto un tercero se cruce en sus caminos.

Finalmente, Hamilton decidió respirar profundo para mandar un mensaje conciliador a través de sus redes sociales. "2016 ha tenido sus altos, y definitivamente también sus bajos. Pero hoy, a pesar de lo mucho que quería el campeonato, estoy muy orgulloso de mi actuación este fin de semana, y de los anteriores. Quiero agradecer al #TeamLH todo su apoyo de este año, y de cada año. Sois increíbles y vuestro apoyo lo significa todo para mí. A mi equipo, gracias por vuestro duro trabajo que ha significado el tercer Mundial de constructores de forma consecutiva. Las circunstancias este año no han estado a mi favor, pero lo he hecho lo mejor que he podido y estoy contento en cómo ha terminado la temporada. Volveré más fuerte y más rápido que nunca el año que viene", escribió pese a que antes de la carrera también había bromeado con la posibilidad de cambiar sus mecánicos por los de Rosberg. Solo el tiempo dirá si Hamilton es capaz de emular a Fangio y ganar el campeonato con tres equipos diferentes.  

Comentarios