lunes 25.05.2020

Cómo averiguar si un vehículo usado tiene reserva de dominio

Cuando vamos a comprar un vehículo usado, es habitual que estudiemos su estado y solicitemos un informe completo dgt para comprobar si existen cargas o hay problemas que nos hagan dudar de la oferta recibida
Cómo averiguar si un vehículo usado tiene reserva de dominio

El problema es que muchas veces no comprendemos bien los resultados que obtenemos, y para ello, vamos a hablar acerca de la reserva de dominio de un vehículo usado, con el objetivo de que conozcas todas las posibilidades a tu alcance.

Qué es la reserva de dominio de un vehículo usado

Primeramente es importante saber qué es exactamente la reserva de dominio, y desde una perspectiva general y simple, se trata de una cláusula que implica que aunque el vehículo esté en manos de una persona determinada y esta figure como propietaria del mismo, existe una dependencia que generalmente se deberá a que dicho propietario debe dinero a una entidad financiera en relación con el propio vehículo.

Es decir, si compramos un coche mediante préstamo, se creará una reserva de dominio que no desaparecerá hasta que se satisfaga el mismo.

De esta manera, aunque tengamos la posesión, uso y disfrute del vehículo, no es nuestro hasta que no se abone todo el importe prestado más los intereses.

Consecuencias de que un vehículo tenga reserva de dominio

Si un vehículo tiene reserva de dominio, no puede ser vendido hasta que esta se levante.

Es por ello que debemos tener claro que si el vehículo con reserva de dominio es nuestro, no lo podemos vender, y si se trata de un vehículo que vamos a comprar, no deberemos hacerlo ya que estaríamos adquiriendo un bien que no cumple los requisitos para su venta.

Cómo puedo cancelarla

En el caso de que un vehículo tenga reserva de dominio, por supuesto existe la posibilidad de cancelarla.

Como decíamos, la reserva de dominio generalmente se debe a que todavía no se han satisfecho todas las cuotas del préstamo adquirido para su compra, pero también es posible que el propietario lo haya utilizado como garantía para un préstamo posterior.

En cualquier circunstancia, por norma general, una vez que se ha pagado el préstamo que se aplica en relación con el vehículo, automáticamente la empresa prestamista o el banco realizará el proceso de cancelación o levantamiento de la reserva de dominio.

Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos, sino que en algunos de ellos, es el propietario el que tiene que realizar los trámites para llevar a cabo la cancelación.

Esto se puede hacer notificando al concesionario o empresa responsable de la financiación, o directamente llevando a cabo el proceso por nuestra propia cuenta como podéis ver en el tutorial que os hemos enlazado más arriba.

De esta manera, tanto si queremos vender un vehículo como si lo queremos adquirir con uso pleno y todas las garantías, es muy importante que antes conozcamos si existe reserva de dominio, ya que de lo contrario, nos podemos encontrar con un serio problema que de hecho es más habitual de lo que podamos imaginar tanto en el momento de la venta como en el de la compra.



Comentarios