viernes 22.11.2019
Renovación forzada

Alonso espera la llamada de Mercedes

El piloto español y McLaren, tras varios desencuentros, han hecho oficial la extensión del vínculo hasta el final de la próxima temporada, un acuerdo que se gestó tras la ruptura con Honda y la llegada de Renault. El asturiano, el mejor parado

Fernando Alonso.
Fernando Alonso.

Al fin. Después de diez meses de duras negociaciones McLaren y Fernando Alonso han llegado a un acuerdo de renovación que se ha hecho oficial este mismo jueves, en la antesala del Gran Premio de Austin. El piloto español correrá un año más en la escudería británica pese a los tres duros años que ha pasado relegado a un segundo plano y con más abandonos que alegrías. Tres cursos sin subirse al podio, una racha que espera romper en 2018 tras la marcha de Honda y la llegada de Renault.

La renovación era cuestión de tiempo. Ambas partes estaban destinadas a llegar a un acuerdo, de ahí que a nadie le entraran las prisas. McLaren, tras perder a la mayoría de sus patrocinadores fruto de los malos resultados cosechados, necesitaba la figura aún emblemática del bicampeón del Mundo, por mucha que esta exija un salario elevado. Por el contrario, el español no tenía más alternativas. Ha esperado hasta el tramo final de la temporada, pero la ausencia de movimientos en las grandes escuderías no le ha facilitado otra opción.

El mejor parado ha sido Alonso. El asturiano ha conseguido que McLaren  le otorgue 40 millones por temporada, cifra bastante similar a la que percibe en la actualidad, pese a la pérdida de poderío económico tras la marcha de Honda. Eso. Los de Woking, no obstante, también han sacado algo beneficioso del acuerdo: comprometer a Fernando a disputar todos los Grandes Premios. El asturiano, por tanto, no repetirá en las 500 millas de Indianápolis para estar presente en Mónaco. Si podrá, si así lo desea, apuntarse a la Daytona y las 24 horas de Le Mans, que no coinciden con ninguna cita del ‘gran circo’.

Alonso, pendiente de Mercedes

El aspecto que más ha retrasado el acuerdo decisivo es, no obstante, la duración del contrato. Alonso ha conseguido firmar por una sola temporada con opción a una más. O lo que es lo mismo, le da un ultimátum a McLaren de cara a la temporada 2018. Si el progreso no es el idóneo y no hay síntomas de ser campeón del mundo en 2019, buscará un último movimiento que le pueda convertir en tricampeón del mundo antes de su retirada.

La alternativa no es otra que Mercedes. Lewis Hamilton vence contrato la próxima temporada y aún no se ha sentado a negociar, por lo que podría meditar un giro tras una etapa exitosa. El español, que ya habló con los alemanes tras la retirada de Rosberg, ocuparía ese asiento con el beneplácito de Wolff, muy del agrado del asturiano. Red Bull, si alguno de sus dos pilotos sale, sería otra de las opciones, siempre y cuando los austríacos sigan vinculados a Renault.

Alonso, de momento, confía en poder dar un salto importante el próximo curso. McLaren ha presumido esta temporada de poseer uno de los mejores chasis, por lo que su nivel podría equipararse al de Red Bull. Si Renault soluciona sus problemas de fiabilidad, el asturiano podría volver a sentirse competitivo.

“Es fantástico poder continuar mi relación con todos en McLaren. Siempre fue el sitio donde mi corazón me dijo que debía estar y realmente me siento como en casa”, ha relatado Alonso, que ha querido ser fiel en esta travesía a la decisión que tomó en 2014. “Es un fantástico equipo, lleno de gente increíble, con un calor humano que nunca vi en ningún equipo de la Fórmula 1”, ha piropeado en el comunicado emitido por McLaren. A sus 36 años, apura sus opciones de cara a ese ansiado título. 

Comentarios