martes 07.04.2020

Un perro que iba a ser cocinado es adoptado por una patinadora que participa en los Juegos Olímpicos de Invierno

Encontré esta hermosa historia y la comparto con ustedes:

Un perro que iba a ser cocinado es adoptado por una patinadora que participa en los Juegos Olímpicos de Invierno

La patinadora Meagan Duhamel cayó rendida ante los encantos de un pequeño perro que estuvo a punto de engrosar la lista de perros que acaban falleciendo en un restaurante de Corea del Sur.

El perro estaba a punto de ser cocinado pero una organización local conocida con el nombre de “Free Korean Dog”, que lucha contra la injusticia y maltrato que sufren los perros en Corea del Sur, lo rescató y salvó la vida del animal.

“Mootae” el nombre del perro cambiaba por completo su destino pero todo iba a cambiar todavía más cuando la patinadora olímpica conoció su historia y se enamoró de él.

La esquiadora Meagan Duhamel decidía adoptar al perrito y darle amor y un buen hogar junto a su otro perro. Cuando se conocieron ambos congeniaron a la perfección y ahora  se consideran como auténticos hermanos.

Meagan Duhamel, es una gran amante de los animales y ha aprovechado su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 para protestar contra el consumo de carne de perro en establecimientos comerciales cercanos a la villa olímpica.

Luego de todo lo sucedido  el Gobierno de Corea de Sur, en un claro intento de lavar su imagen a nivel mundial, ordenó a los restaurantes cercanos al recinto olímpico que no sirvieran sus famosos platos de “perro asado” y “sopa de carne de perro”. Sin embargo esto es solo algo temporal.

“Muchísimas gracias a todos los medios de comunicación que están compartiendo mi Mootae ama a su hermano Theo, quien también fue rescatado.

Gracias a mi paseador de perros @fotogeanick y al cuidador por esta foto de mis dos ángeles mientras estoy fuera en los #olympics“, escribía Meagan desde su cuenta de Instagram.

Comentarios