lunes 11.11.2019
ESCUELA SUPERIOR DE DISEñO DE MORATALAZ

La escuela crece: los alumnos se autoconstruyen un aula porque no caben en el centro

El centro está preparado para impartir clases a un total de 350 alumnos aproximadamente. Ahora las matrículas llegan incluso a duplicarse. Además los alumnos se involucran en la evolución del centro y aprenden de una manera distinta, trabajando siempre desde un punto de vista social

Los alumnos preparan su nueva aula. | La escuela crece
Los alumnos preparan su nueva aula. | La escuela crece

La Escuela Superior de Diseño de Moratalaz en Madrid sufre overbooking. Hace aproximadamente tres años aumentó su oferta educativa, (antes solo se daba diseño de interiores y ahora se estudian un total de cuatro disciplinas más relacionadas con el gremio) el número de profesores casi se duplicó y como era consecuente, el total de alumnos matriculados también creció: “El edificio se construyó en el año 65 y desde entonces no ha sufrido ningún tipo de ampliación. Ha tenido reformas interiores pero el espacio viene a ser el mismo”, relata José María Canalejas, profesor de esta escuela a Estrelladigital.es.

Un centro preparado para impartir clases a un total de 300, 350 alumnos como máximo, y en el que en la actualidad, entre los turnos de mañana y tarde, hay matriculadas unas 700 personas. “Antes teníamos talleres que ahora se han tenido que convertir en aulas con sus mesas y sillas”, comenta José María.

“Antes teníamos talleres que ahora se han tenido que convertir en aulas”

El equipo directivo del centro, a sabiendas de la falta de espacio, solicitó en su día a la Administración pública de Madrid una ampliación del edificio o incluso el traslado a otro que estuviera vacío. Tuvieron nulo éxito, bajo el argumento de que en épocas de crisis la prioridad era la enseñanza obligatoria. En la actualidad parece que las negociaciones van por buen camino.

A la espera de un acuerdo, el equipo del centro, así como sus alumnos y profesores, decidieron afrontar el problema ellos mismos y surgió el proyecto de 'La escuela crece': “Como todo esto va muy lento, lo que pensamos es que nosotros no vamos a quejarnos solamente, sino que con nuestros medios vamos a convertir esta situación en algo positivo”, relata Marina Arespachochada, directora del centro. Y decidieron autoconstruirse un aula. "Tenemos que aprovechar la oportunidad de que el construir algo nuevo sea una oportunidad educativa para los alumnos, que puedan participar en el proceso y aprender en él y de hecho así está siendo”, aclara un profesor.

Profesores y alumnos se pusieron manos a la obra y con la ayuda del colectivo ‘Recetas Urbanas’ y el arquitecto Santiago Cirugeda, empezaron a construir el aula con materiales en desuso y reciclados. Los alumnos se involucran en la evolución del centro y además aprenden de una manera distinta, trabajando siempre desde un punto de vista social. En este caso son los alumnos los que construyen su propia aula, la sienten suya y aprenden cosas nuevas: “Esta chica nunca había cogido una radial en su vida, ahora ha aprendido a manejarla y además colabora con su escuela, y se siente realizada y partícipe”, comenta Cirugeda junto a una chica.

A parte de todo este proceso de enseñanza y de participación del alumnado, este proyecto surgió básicamente por la falta de espacio: “Desde que lo hemos arrancado, es cierto que la Administración ha puesto la vista en esto de nuevo. Pero hasta el momento no han dado ninguna solución”, aclara José María.

 “Desde que lo hemos arrancado, es cierto que la Administración ha puesto la vista en esto de nuevo"

Mientras tanto y a la espera de soluciones, los alumnos y profesores de la Escuela Superior de Diseño de Moratalaz, siguen trabajando en su centro, mejorándolo: “Mostramos que hay soluciones que se pueden hacer, que son menos costosas y que son más positivas porque se han hecho con imaginación, con un buen diseño y con el aprovechamiento de los recursos públicos”, relata la directora del centro. Reinventarse, esa es la alternativa ante la falta de ayudas y recursos.

Comentarios