martes 25.02.2020
MÁS PEATONES, MENOS COCHES

El plan anticoches de Carmena

El nuevo proyecto para la Plaza España, el ensanchamiento de las aceras de Gran Vía y la remunicipalización de los parkings del distrito Centro limitarán el tráfico de vehículos y congestionarán los accesos a la almendra central

Gran Vía.
Gran Vía.

El último movimiento del Ayuntamiento de Madrid para peatonalizar el centro de Madrid y restringir el tráfico de vehículos ha tomado forma en el Pleno del consistorio madrileño celebrado la semana pasada. En el salón de plenos, Inés Sabanés, delegada del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, elevaba la propuesta de remunicipalizar el aparcamiento subterráneo de Plaza de España para otorgar dos tercios de las plazas a residentes de la zona y así de paso eliminar zonas de estacionamiento en superficie. El proyecto ha sido rechazado por Ciudadanos y por el Partido Popular, pero al final los votos de Ahora Madrid, del PSOE y el voto de calidad de la alcaldesa han sido suficientes para sacar adelante la propuesta.

La remunicipalización de este aparcamiento no es sino un ataque más hacia el uso del coche en el centro de Madrid. Porque hasta el momento este párking, situado debajo de la Plaza de España y cuya gestión está a cargo de una empresa privada hasta el 16 de marzo, no tenía ningún cupo de plazas reservadas para residentes de la zona. Ahora, gracias a la propuesta aprobada en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid este espacio pasará a ser administrado por la EMT (Empresa Municipal de Transporte).

La vuelta de la propiedad al Ayuntamiento de Madrid trae consigo también una serie de condiciones impuestas por el equipo de gobierno de Ahora Madrid. Entre estas, se encuentra la reserva de dos tercios de los estacionamientos para residentes en la zona. Para el grupo municipal del Partido Popular, esta medida no hará sino ahuyentar a las ciudadanos que pretendan desplazarse hasta el centro de Madrid para realizar sus compras. Además, califican esta condición como perjudicial para los comerciantes de la zona.

Por su parte, la formación municipal de Ciudadanos ha puesto en duda las condiciones en la que el Ayuntamiento de Madrid va a recibir el espacio. Debido al paso del tiempo, la infraestructura ha sufrido varias filtraciones por las que cae el agua cuando llueve en la capital y el arreglo de estas goteras y quién se encargara de afrontar estas obras es algo que preocupa mucho en la formación naranja. En este sentido, Sabanés ha confirmado que la compañía privada, que todavía tiene la concesión, deberá de ser la encargada de acometer esta reforma, aunque también ha afirmado que la EMT tiene la obligación de invertir 300.000 euros para adecuar el recinto. Entre otras cosas, con esa partida presupuestaria se pretende impermeabilizar el techo.

Precisamente estas remodelaciones en el aparcamiento subterráneo pueden enmarcarse dentro de la gran obra que tendrá lugar la Plaza de España, según ha confirmado la propia delegada del Área de Movilidad. Unas obras las de Plaza de España que han supuesto otro paso más en el plan trazado para restringir el tránsito de vehículos en la capital. El proyecto, ‘Welcome Mother Nature’, elegido por sólo 7% de todas las personas con derecho a voto en el gran plebiscito popular supondrá la reducción del tráfico en un 50%.

‘Welcome Mother Nature’ para la Plaza de España fue elegido por sólo 7% de todas las personas con derecho a voto

 

Este recorte de la mitad de los coches que transitan actualmente por la zona se conseguirá gracias a la reducción de los carriles en la Cuesta de San Vicente y la redistribución de la circulación por Ventura Rodríguez para poder desviar el tráfico de la plaza de España. El proyecto también incluye el soterramiento de toda la calle Bailén hasta Ferraz, de forma que los vehículos se distribuirán por el subterráneo ampliado junto a la plaza y en los túneles complementarios que se unirán al actual bajo la plaza de Oriente.

De este modo, se creará una zona peatonal que unirá desde el Palacio Real toda la nueva superficie ganada a los coches en Bailén y que enlazará mediante rampas y terrazas entre las ramas de los árboles existentes, los jardines de Sabatini, donde se creará una mediateca y una zona de restauración.

Por último, el último gran movimiento del Ayuntamiento en este gran plan ‘anticoches’ es el ensanchamiento de las aceras de la Gran Vía. Además, como en el caso de la reforma de la Plaza de España, el Ayuntamiento se ha respaldado en la votación popular para llevar a cabo esta reforma. Una vez más, una minoría de los madrileños, sólo el 2,6%, ha aprobado la pregunta que lanzaba el Ayuntamiento de Madrid: “¿Estás de acuerdo con mejor el espacio peatonal de la Gran Vía mediante la ampliación de sus aceras?" Esta medida hará que desaparezcan los bordillos de forma que las aceras y la calzada estén al mismo nivel y se incorporarán bolardos móviles y sistemas de iluminación que permitan cerrar o abrir carriles al tráfico rodado en función de las necesidades. El proyecto ya se encuentra en fase de redacción y la intención del Ejecutivo de Ahora Madrid es comenzar a ponerlo en práctica a lo largo de este año.

loading...
Comentarios