martes 22/9/20
del 23 de junio al 2 de julio

Madrid se viste de gala para el World Pride

El verano empezará en Madrid, como no podía ser de otro modo, con la festividad del Orgullo llenando las calles de gente y buen ambiente durante más de una semana

Madrid se viste de gala para el World Pride
Madrid se viste de gala para el World Pride

Este año es una ocasión especial, pues no sólo se cumplen cuatro décadas exactas desde la primera edición y el 10º aniversario del Europride, sino que, además, la capital española ha sido electa como sede mundial del World Pride pasando por delante de otras como Berlín o Sídney. Esto dará, si cabe, más empaque a la cita.

Hasta tres millones de personas se calcula que llegarán durante estos días, siendo el 40% de ellas de procedencia extranjera. Muchos de ellos, aproximadamente uno de cada cinco forasteros, serán argentinos. La comunidad porteña es siempre muy activa en este tipo de reuniones y en Madrid volverán a hacerse notar. Inmediatamente después, con un 14% de afluencia, destacan tanto colombianos como estadounidenses. A nivel europeo, lo que más encontraremos por la Gran Vía o Chueca del 23 de junio al 2 de julio serán franceses, británicos, alemanes y italianos.

infographic_unicorn

También mucha gente de nuestro país se acercará a vivir el World Pride. Especialmente de Barcelona, de donde GoEuro estima que llegarán el 38% de los participantes nacionales. También lo harán en cantidades considerables desde Sevilla y Valencia. De hecho, de cada 10 españoles presentes en la festividad del Orgullo, uno será hispalense y otro levantino. Según el operador de viajes, que maneja datos sobre el World Pride en su base de datos, atendiendo a las búsquedas que los usuarios efectúan en su portal. Las mismas que apuntan que también habrá muchos malagueños, zaragozanos, alicantinos y granadinos. 

De todos modos, más allá de procedencias y perfiles, el objetivo del evento volverá a ser la integridad y la aceptación, huyendo de la discriminación y fomentando el respeto. Un paso más en esa búsqueda será el Pride Village, un espacio donde diferentes compañías e instituciones pro-LGBTQ programarán reuniones en sus stands para disfrute y deleite del personal presente.

Sea como fuere, la gran afluencia dejará bien llenas las arcas de la hostelería madrileña, algo que siempre es positivo en clave económica.

Comentarios