miércoles 13.11.2019
Plan Director

La policía comunitaria aterriza en la Policía Municipal de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado a implantar en los barrios de Salamanca, San Blas-Canillejas, Usera y Hortaleza el nuevo modelo de policía comunitaria

Dos agentes de la Policía Municipal de Madrid.
Dos agentes de la Policía Municipal de Madrid.

A falta de año y medio para las elecciones municipales, el equipo de gobierno de Ahora Madrid ha comenzado a implantar una de las promesas electorales más importantes, un cuerpo de seguridad local más cercano y menos reactivo. Por este motivo, la pasada semana ha aterrizado en los distrtitos de Salamanca, San Blas-Canillejas, Usera y Hortaleza el nuevo modelo de la policía comunitaria, recogido en el Plan Director, presentado por el concejal de Seguridad, Javier Barbero, hace casi dos años. Este nuevo modelo busca la mediación entre los agentes del Cuerpo Local y los colectivos vecinales, es decir, una policía menos reactiva. La iniciativa será implantada a lo largo de 2018 en el resto de distritos. 

El Ayuntamiento asegura que el objetivo es trabajar con una policía que priorice cuestiones como la seguridad vial en los barrios, la seguridad ciudadana o los problemas de convivencia motivadas por problemas con el vecindario o los locales. Con esta iniciativa, las actuales Oficinas de Atención al Ciudadano (OAC) pasarán a denominarse Oficinas de Intervención Comunitaria (OIC), que asumirán además las tareas que actualmente hacen los Agentes Tutores, el sistema VIOGÉN -asistencia a casos de violencia machista-, los patrullajes programados y la recepción de denuncias dentro del protocolo de Policía Judicial, así como la gestión de la mediación.

Además, este nuevo modelo modificará los protocolos de la centralita de la Policía Municipal. En este sentido, desde la línea de atención telefónica 092 se establecerán dos categorías, una de ellas para "respuestas inmediatas" y otra para "respuestas no inmediatas". Por este motivo, todos los requerimientos donde no exista peligro para personas o bienes serán derivados a a las Oficinas de Intervención Comunitaria, porque se consideran de "respuesta no inmediata" y serán atendidos en un plazo máximo de 30 minutos.

Para una mejor atención el consistorio ha anunciado que habrá una línea telefónica de atención de carácter exclusivo en cada una de las unidades de distrito. El Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que el nuevo modelo de policía está basado en el que funciona desde la primavera de 2015 en Nueva York, que mejora las capacidades de lucha contra el crimen. La implementación en el resto de distritos se realizará de forma paulatina a lo largo de 2018. 

Esta medida, una de la más importantes del nuevo Plan Director presentado hace casi dos años, aterriza en el cuerpo local con alguna que otra polémica. En su momento, muchos sindicatos criticaron que el Ayuntamiento de Madrid quisiera convertir al cuerpo de seguridad en una policía de "besos y abrazos". Además, las centrales ya discutieron el contenido del nuevo plan porque entendían que la mayoría de las medidas ya estaban implantadas en la Policía Municipal. 

“Ya no es cuestión de que el Plan Director sea bueno o malo, la cuestión es que no atacaba el mayor problema de la Policía: la escasez de personal”, afirmó meses después de la presentación del modelo José Francisco Horcajo, responsable de la Policía Municipal en CSIT.  Además, alegó que el 95% del nuevo modelo “ya estaba vigente” y que si no salen nuevas plazas en cinco años el cuerpo podría estar “en serios riesgos” de desaparición.

Precisamente, la semana pasada el Ayuntamiento de Madrid anunció los aspirantes a Policía Municipal que habían superado satisfactoriamente las pruebas para acceder al Cuerpo Local.