miércoles 14/4/21

Madrid

EN PELIGRO DE DEMOLICIÓN

Las joyas olvidadas de Madrid, próximas a desaparecer

El edificio España, el frontón Beti Jai o las cocheras de Cuatro Caminos tienen los días contados. Sin embargo, más de una treintena de asociaciones de conservación del patrimonio ponen en tela de juicio las decisiones tomadas por el Ayuntamiento de Madrid y algunas de ellas han llegado a paralizar proyectos que pondrían fin a la una parte de la historia de la capital

Edificio España, Madrid. | Imagen de Archivo
Edificio España, Madrid. | Imagen de Archivo

Edificios, que en su momento fueron los más emblemáticos de la capital madrileña, a día de hoy se encuentran abandonados, tapiados, lleno de grafitis y en riesgo de demolición. Teatros, palacios, viviendas, estaciones y edificios, pertenecientes muchos de ellos a los siglos XIX y XX

El año pasado, hasta cinco de estas construcciones arquitectónicas fueron condenadas a la destrucción además de demolerse varios edificios de interés histórico. En la calle de Costantilla de los Desamparados, el Ayuntamiento ordenó el derribo de un inmueble del siglo XIX. En este lugar está prevista la construcción de un polideportivo. Lo mismo ocurrió en la calle Embajadores, en la actualmente se encuentra un solar de 712 metros cuadrados donde antes había una casa perteneciente a los Osorio Villalobos.

A pesar de que estos edificios hayan sido derruidos, la plataforma madrileña ‘Madrid, Ciudadanía y Patrimonio’ intenta frenar días tras día estas demociones.  “A veces, cuando queremos reaccionar, el inmueble ya ha desaparecido y solo queda el derecho al patalear  pero, en general, procuramos que aquellos que denuncian el peligro que corre un bien se impliquen en su defensa”, explica a Estrella Digital Alberto Tellería, vocal técnico de ‘Madrid, Ciudadanía y Patrimonio’. De esta manera, intenta crear un grupo de trabajo o una plataforma vecinal a la que suele asesorar para tomar las medidas administrativas o legales que parezcan más oportunas.

Sin embargo, desde esta plataforma han querido matizar que en caso de que esté involucrado un edificio muy señalado, como puede ser el Palacio de la Música o el Edificio de España, pueden llegar a intervenir directamente.

Actualmente, las principales acciones de esta plataforma están dirigidas a intentar paralizar los derribos calificados como urgentes. Entre todos estos edificios destaca la polémica que gira en torno al edificio de Plaza de España que tras más de 50 años, quedó completamente abandonado en el 2012. Dos años más tarde, el magnate chino Wang Jialin, el hombre más rico de China y actual dueño del Atlético de Madrid, compró el edificio 265 euros al Banco Santander. Se prevé la demolición total de su interior para construir en sus 117 plantas un hotel, un centro comercial y más de 300 viviendas de lujo.

Otro de los edificios que se han convertido en un emblema de abandono y que, sin embargo es declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es la Casa Sueca situada en la Plaza del Duque de Alba. Por este palacio, declarado ya en ruinas han pasado personalidades como la Duquesa de Sueca y Manuel Godoy y el paso de los años ha hecho que pase de ser un cuartel de la Guardia Civil a un edificio de viviendas. El Ayuntamiento de Madrid, actual propietario de este edificio, había cerrado y apuntado este edificio que había permanecido así durante más de 20 años. Sin embargo, el pasado 2 de diciembre, el edificio abrió sus puertas para el comienzo de su restauración.

No tanta suerte corren las conocidas Cocheras de Cuatro Caminos que actualmente se encuentran todavía en pie pero no sin tener en pie de guerra al Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid, a la cooperativa Ibosa y los defensores de plataformas como ‘Madrid, Ciudadanía y Patrimonio’. Ibosa, que adquirió el terreno que en su día perteneció a Metro, pretendía demoler las cocheras y construir una urbanización de 443 viviendas.

Sin embargo, el Consistorio de Manuela Carmena paralizó en 2015 el proyecto por “incumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana”. Ante esto, Tellería explicó que en su momento las cocheras no eran patrimonio pero “ahora sí lo son, porque son las primeras de España y por su tipología constructiva”. Actualmente, las disputas entre la Comunidad y el Ayuntamiento hacen que el proyecto siga paralizado.

La polémica también ha llegado al barrio de Hortaleza donde un proyecto impulsado por los Padres Paúles demolerá una gran parte de los edificios antiguos  de esta localidad –algunos de más de hace un siglo- para construir un gimnasio privado. Vecinos del barrio y distintas asociaciones defensoras del patrimonio se han puesto en pie de guerra contra la el Ayuntamiento de la Comunidad  para paralizar el proyecto. Sin embargo, el Consistorio solo se ha podido reducir una parte del terrero en el que se iba a edificar. Sin embargo, una gran parte del casco histórico de este barrio continúa en peligro de demolición.

Por otro lado, el Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid se encuentra en otra encrucijada con el futuro del Beti Jai. El anterior propietario de este lugar nunca se hizo cargo del mantenimiento y el Consistorio “ha incurrido en la dejación” de este frontón, un espacio icónico que muestra cómo era  Madrid a finales del siglo XIX. El Ayuntamiento de Manuela Carmena pretende ahora privatizarlo, algo que ha provocado que más de una treintena de asociaciones se sitúen estén en su contra.

Como estos edificios, varias ermitas como la de Nuetsra Señora de Lourdes, el Palacete de Ramón y Cajal o el Palacio de la Música se encuentran en peligro de desaparecer. Si estas asociaciones no consiguen frenar los actuales proyectos, la demolición de la mayoría de los estos edificios restará a la capital un poco de su historia. 

Comentarios