viernes 10.04.2020

Los impuestos de Montoro permiten las rebajas fiscales de Cifuentes

Los ingresos por impuestos de gestión propia de la Comunidad de Madrid se reducirán en 420 millones. La Comunidad recibirá casi 1400 millones más debido al IRPF y el IVA. Las bonificaciones fiscales de la Comunidad ascenderán a casi tres mil euros.

La política fiscal de Montoro aprovecha a la Comunidad de Madrid. Las liquidaciones mensuales que Hacienda proveerán a la Comunidad de Madrid de 1389 millones más que el año pasado. Por el contrario, los impuestos de gestión propia de la comunidad de Madrid – Sucesiones, Patrimonio, Transmisiones y Actos Jurídicos- caerán en 420 millones.

Moderado crecimiento de Ingresos

Los ingresos corrientes de la Comunidad de Madrid crecerán en 117 millones, apenas un 0,69% muy por debajo del 1,7% en el que crece el presupuesto. Dicho de otro modo, el carácter ligeramente expansivo del presupuesto, crece un 3,5%, se financia fundamentalmente con endeudamiento.

No obstante, las aportaciones del IRPF y el IVA permiten a la Comunidad una política fiscal laxa con sus propios impuestos. El IRPF aportará 440 millones más que el año pasado. El conjunto de los impuestos al consumo, fundamentalmente el IVA, aportarán 760 millones más. Un total de 1.200 millones que solo se traduce en un aumento del gasto alrededor de 600 millones.

En otras palabras la mitad de lo que se pagará de más por IRPF e IVA no se destina a servicios públicos sino a políticas de reducción de ingresos. El impuesto a la Banca, imposición sobre los depósitos de las entidades bancarias, se congela en los niveles del ejercicio anterior, en el entorno de 130 millones.

Impuestos propios y beneficios fiscales

La Comunidad de Madrid reducirá en 50 millones los ingresos por el Impuesto de sucesiones y donaciones y reducirá a cero su recaudación por impuesto de patrimonio. La reducción en Transmisiones y Actos Jurídicos documentados ascenderá a 365 millones, lo que no parece consistente con un aumento previsto de la actividad económica y parece anunciar una voluntad política de reducción.

Pero no solo es la reducción de impuestos propios lo relevante. Son los cuantiosos beneficios fiscales que la Comunidad concede a algunos contribuyentes lo determinante de su política fiscal. A pesar de lo que se dice en los discursos políticos, los beneficios en materia de IRPF para los contribuyentes no son muchos: 148 millones de euros, apenas un 1,7% de la recaudación.

No ocurre lo mismo con el impuesto de Sucesiones y Donaciones. La exención del 99% del impuesto, supone que la Comunidad renuncie a 2.745 millones de ingresos.

Debe recordarse que el déficit público de la Comunidad que obliga al endeudamiento es aproximadamente de 1.300 millones.

El sistema de financiación

Es la comparación entre estas cantidades lo que ha producido cierta irritación en otras Comunidades Autónomas que han formulado ciertos reproches de dumping fiscal a la Comunidad de Madrid. No obstante, a pesar de este reproche, la Comunidad de Madrid contribuirá a la solidaridad con las Comunidades Autónomas (Fondo de Garantía) con 297 millones más que en el ejercicio anterior.

loading...
Comentarios