jueves 4/3/21
Lucha de poder y de egos

Las grietas de Ahora Madrid

La formación de izquierdas se ha convertido en un auténtico polvorín por las luchas internas de sus concejales y por la disputa del poder entre Podemos y su ala más crítica, Ganemos Madrid. El voto disonante de la alcaldesa no fue una excepción ni casual. El grupo está roto

candidata-Madrid-Ahora-Manuela-Carmena_810228973_225236_1020x574
El equipo completo de Ahora Madrid, encabezado por Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad de Madrid.

Andan revueltas las aguas en el Ayuntamiento de Madrid. El equipo de Ahora Madrid cumplirá dentro de pocos meses dos años en el poder en los que ha habido de todo. Lo que se presentó como una gran coalición de izquierdas y ciudadanos independientes se ha convertido en una lucha de egos y disputas para hacerse con el poder. La última representación pública de estos desencuentros tuvo lugar en la última sesión ordinaria del Pleno de la capital, cuando Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad, decidió votar a favor, junto con el grupo municipal del Partido Popular, a la propuesta de que la primera edil recibiera a familiares de presos políticos de Venezuela. “Yo decido mi agenda”, ha asegurado la exjuez un día después de la polémica. En la votación, la única de su equipo que la siguió en esta propuesta, impulsada por el PP, fue precisamente su mano derecha, Marta Higueras, a la que lleva unida desde los tiempos de los juzgados de Plaza de Castilla.

De todos modos, el plantón a la alcaldesa no es ni el primero ni el último gesto público que ha evidenciado el distanciamiento entre los concejales de Ahora Madrid. De hecho, otro de los puntos de la propuesta presentada por la formación encabezada por Esperanza Aguirre fue el detonante definitivo para escenificar el desacuerdo entre los ediles de la marca blanca de Podemos. En este caso, el Partido Popular solicitaba que desde el Pleno de Madrid se exigiera liberación del opositor venezolano, Leopoldo López y de todos los presos políticos venezolanos. Los brazos de los concejales de todas las formaciones políticas se elevaron al unísono a la hora de votar a favor de esta idea, pero hubo un pequeño reducto de seis ediles que guardaron fuerzas para levantar su mano cuando llegara el turno de rechazarla.

Curiosamente, estos seis concejales forman parte de Ganemos Madrid, la corriente crítica de Podemos. En concreto, fueron Mauricio Valiente, Yolanda Rodríguez, Carlos Sánchez Mato, Rommy Arce, Montserrat Galcerán y Pablo Carmona los que decidieron romper con la disciplina de voto, un concepto que parece no existir en el seno de Ahora Madrid. La polémica surgida ha aumentado de importancia con el paso de las horas. De hecho, Manuela Carmena ha tenido que salir en defensa de Ahora Madrid: “En muchas ocasiones tenemos una visión diferente sobre determinadas realidades. Es lo bonito que tiene no ser un partido político, sino un agrupación de ciudadanos”.

Pero la realidad a la que parece no querer atender la alcaldesa de la ciudad es que no todos los concejales de Ahora Madrid se presentaron como independientes en las primarias de la formación de izquierdas. De hecho, existían varias listas en las que se podían diferenciar las ideas políticas de cada individuo por sus orígenes. Esta mezcla y confluencias de ideologías dio origen al partido político Ahora Madrid o “agrupación de ciudadanos”, según Carmena. Los comienzos, como en todo, siempre son bonitos, pero el paso del tiempo y las diferencias, que antes se observaban como pequeñas discrepancias, han distanciado las posturas de los concejales que se debaten entre Podemos y Ganemos Madrid.

'Pablistas', pero no podemitas

En la corriente más crítica con la formación morada se encuentran todos los ediles ligados a Ganemos Madrid, aunque dentro de este ala también existen subdivisiones según su procedencia. Por ejemplo, Javier Barbero, Guillermo Zapata, Celia Mayer, Pablo Carmona, Rommy Arce provienen de movimientos sociales o asociaciones como el ‘Patio Maravillas’. Por otro lado, Yolanda Rodríguez, Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Esther Gómez Morante, todos ellos ex miembros de Izquierda Unida que han encontrado cobijo en Ganemos Madrid, aunque en realidad a nivel nacional se les podría encuadrar en la corriente de los ‘pablistas’. Por último, también forma parte del ala crítica Inés Sabanés, aunque esta se presentó como independiente en la lista que encabezaba Manuela Carmena, aunque en realidad pertenece a Equo y es ex de IU.

Al final, el resultado es que Ganemos Madrid cuenta con once concejales de los veinte de Ahora Madrid en el Pleno. De los nueve restantes, Manuela Carmena, Marta Higueras, Nacho Murgui y Pablo Soto se erigen como independientes al igual que Jorge García Castaño, ex de izquierda Unida, aunque este no descarta unirse a las filas de Podemos. Los últimos cuatro componentes de la formación que gobierna en el Ayuntamiento de Madrid son los únicos que enarbolan la bandera de Podemos: Rita Maestre, José Manuel Calvo, Marta Gómez Lahoz y Francisco Pérez.

Es decir, la verdadera realidad de Podemos es que sólo cuenta con cuatro representantes reales dentro del ayuntamiento más importante de toda España, junto con el de Barcelona. Por su parte, los ex miembros de Izquierda Unida (Jorge García Castaño, Inés Sabanés, Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato, Yolanda Rodríguez y Esther Gómez Morante), aunque se muestran la mayoría favorables a la política nacional de Iglesias no se les puede considerar podemitas ‘de pro’. 

Esta gran combinación de partidos, formaciones, asociaciones, colectivos… ha terminado por estallar con el plantón en la votación del último Pleno a Carmena, pero lo cierto es que al echar mano de la hemeroteca se evidencia que las diferencias comenzaron mucho antes y siempre con los mismos protagonistas, los miembros de Ganemos Madrid. Entre los casos más mediáticos se encuentran los de Javier Barbero y su continúa disputa con la Policía Municipal, el de Montserrat Galcerán y su elenco de viviendas en propiedad, el de Rommy Arce y su fiesta de ‘okupas’ o el de Zapata y sus polémicos ‘tweets’.  

Comentarios