Lunes 17.06.2019
LEGANÉS, SIN CANDIDATO

Génova se cansa del alcalde de los lingotes de oro

El comité regional del PP, que se ha reunido este viernes para nombrar 27 candidatos a municipios, aún no ha decidido qué hacer con Leganés. Aguirre pidió a Jesús Gómez que diera un paso atrás en su candidatura como alcalde. El cruce de denuncias con los grupos de la oposición, la condena del TSJM y el oscurantismo en su declaración de bienes le han dejado sin la confianza de su partido

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez. | EP
El alcalde de Leganés, Jesús Gómez. | EP

Jesús Gómez, el alcalde de Leganés, ya no tiene ni el apoyo de su mentora Esperanza Aguirre. Precisamente fue ésta la que lo rescató de Libertad Digital para llevárselo como asesor a la Comunidad de Madrid. Ahora Aguirre le pide que dé un paso atrás y no presente como candidato a la alcaldía leganense. El comité regional del PP se ha reunido este viernes para decidir candidatos municipales. Han cerrado 27 nuevas alcaldías que se suman a las 22 ya anunciadas. Pero de Leganés aún n se sabe nada.

Los desmanes de Jesús Gómez en estos cuatro años a la cabeza del consistorio han sido muy sonados. El regidor ha protagonizado varios sucesos que van desde la compra no declarada de acciones de Libertad Digital, la tenencia de varios lingotes de oro, varias denuncias a dos grupos de la oposición, la compra con dinero en metálico de una finca en Toledo –tal y como publicó en exclusiva EstrellaDigital.es-, la contratación de un abogado que fue encarcelado por colaboración con ETA, hasta decir que le estaban amenazado con sacarle una cuenta en Suiza y que le estaba espiando sus conversiones. A esto se le suma el fallo del TSJM contra el regidor por vulnerar los derechos de la oposición.

Después de cuatro polémicos años, Gómez se ha quedado sin capacidad de negociación en el consistorio que dirige. Según las encuestas internas realizadas en Génova, el PP perdería tres concejales en los próximos comicios. Pasaría de los 12 que tiene actualmente a 9. La necesidad de pactos apremia y Gómez se ha erigido como principal enemigo de uno de los grupos de la oposición: ULEG. El partido independiente de Leganés que actualmente tiene 4 ediles, ganaría uno más según las encuestas. Pero la lucha judicial que han emprendido Jesús Gómez y Carlos Delgado, portavoz de ULEG, deja al PP sin capacidad de negociación.

Encuesta de Leganés para los próximos comicios realizada por Génova. | Dleganes.net

El pasado mes de diciembre el Juzgado de Instrucción nº 4 de Leganés archivó la querella presentada por el alcalde de Leganés contra Carlos Delgado. El alcalde acusó a Delgado de injurias y calumnias por informar de que se había contratado por parte del ayuntamiento y del PP al abogado condenado por colaborar con ETA, Gonzalo Boyé. La magistrada Concepción Ramiro archivó la causa al considerar que no estaba justificada la perpetración de delito.

La lucha de Gómez contra ULEG no sólo se queda en los juzgados. Twitter es su otra arma. El alcalde se enzarza a través de esta red social con todo el que considera, le ataca.

Por el momento el regidor se ha quedado sin apoyo más allá de los límites de la ciudad que Gobierna. Cuando el pasado martes, en una reunión en Génova, Aguirre le pidió que diera un paso atrás, Gómez aceptó. Sin embargo, un día más tarde el alcalde tomó la decisión de presentarse y el grupo municipal del PP emitió un comunicado en el que, por cuenta propia y sin el apoyo del Comité Regional, se daba como candidato oficial. El comunicado titulaba así: “Jesús Gómez, designado candidato por el Comité Electoral de Leganés”.

Pero será el Comité regional quien realmente tenga la última palabra. El “yo me lo guiso, yo me lo como” no cabe en Génova. Así lo demostró Esperanza Aguirre que, tan sólo un día después de que el PP de Leganés emitiera ese comunicado, aseguró en 13TV: “Jesús Gómez a lo mejor no tiene las virtudes que se requieren, de eso que llaman inteligencia emocional, para ser alcalde y eso es lo que yo le dije. Me dijo que estaba de acuerdo, pero parece que se ha arrepentido. Ya veremos como lo arreglamos”.

El alcalde que no tiene la confianza de su partido

Jesús Gómez fue uno de los alcaldes que no se adhirió  al plan de gestión de agua del Canal de Isabel II Gestión. La falta de mayoría del PP provocó que el municipio no pudiera sumarse al plan de la empresa del agua provocando que el consistorio perdiera una media de 700.000 euros anuales. Gómez no pudo negociar con los partidos opositores.

A sus malas relaciones con ULEG, se suma la denuncia que le tenía puesta al líder socialista de Leganés, Rafael Gómez Montoya, por el caso factura. Paradójicamente el alcalde se retiró del caso en noviembre de 2014 y dos meses más tarde, la abstención de voto de cinco ediles socialistas permitió a Jesús Gómez sacar adelante el proyecto Legatec. Todavía habrá que esperar para saber qué pasa con Jesús Gómez.

Comentarios