viernes 03.04.2020
SIN SENTIDO

El consejero de Transportes de Madrid reclama una deuda que él mismo generó

Pedro Rollán exige el pago de 3,8 millones de euros a Torrejón de Ardoz en concepto de una deuda con el Consorcio Regional de Transportes acumulada mientras él era alcalde del municipio madrileño

Pedro Rollán, en su acto de nombramiento como consejero de Transportes
Pedro Rollán, en su acto de nombramiento como consejero de Transportes

En un dilema moral y ético. Esa es en la situación en la que se encuentra Pedro Rollán, consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid y ex alcalde de Torrejón de Ardoz. Durante su etapa como edil del municipio madrileño, éste acumuló una deuda de casi cuatro millones de euros con el Consorcio de Transportes. Ahora, como consejero de Transportes, reclama el pago a la población a la que dirigió durante dos mandatos y también a otras siete poblaciones que estaban en la misma situación que Torrejón de Ardoz. “No tienen ninguna autoridad moral ni política para estar en el sitio donde está. Solamente con la cuestión de los autobuses sería para exigir la dimisión”, explica  Luis Andrés Pérez, portavoz de Sí Se puede Torrejón.

El problema de la financiación ilegal de las líneas de autobuses de ocho municipios de la Comunidad de Madrid fue descubierto por la Cámara de Cuentas de Madrid a comienzos de este año. En concreto, los pueblos afectados son: Pedrezuela, Torrejón de Ardoz, Cercedilla, Coslada, Alcalá Meco, Morata de Tajuña, Las Rozas y San Fernando de Henares. En total, 110 líneas de autobuses.

La deuda generada viene como consecuencia de no firmar un convenio entre el Consorcio Regional de Transportes y los propios consistorios por el cual los ayuntamientos se comprometen a pagar el 50% de los costes que no cubre el billete de autobús. “No tenemos conocimiento de por qué no había nada firmado, a pesar de que en muchas ocasiones hemos preguntado por este asunto”, argumenta el concejal de Torrejón de Ardoz, Luís Adrián Pérez.

Las irregularidades detectadas y reconocidas por la Comunidad de Madrid y por los propios municipios salieron a luz pública en enero de 2016, pero en realidad el informe de fiscalización sobre el Consorcio Regional de Transportes corresponde al año 2012. “Para resolver este problema, el Consorcio exige a los municipios el pago de la deuda desde 2011 porque sólo puede reclamar los últimos cuatro años”, explica Pérez.

Pedro Rollán, en la picota

El caso más destacado de los implicados es el de Torrejón de Ardoz. No porque se trate del municipio con más densidad población de entre los ocho investigados, ni porque sea el que posee el mayor número de líneas afectas, 16 en total, sino por la persona que ocupaba el sillón de la Alcaldía durante este periodo, Pedro Rollán. Antes de convertirse en el consejero de Transportes del equipo de gobierno de Cristina Cifuentes, Rollán fue el acalde de Torrejón durante ocho años, desde 2007 hasta 2015. Esto quiere decir que es uno de los máximos responsables de que exista una deuda en el ayuntamiento torrejonero de 3,8 millones de euros con el Consorcio Regional de Transportes.

Ahora, el actual consejero de Cifuentes tiene entre sus labores reclamar la deuda generada entre los años de 2011 y 2014 a su antiguo consistorio. “La situación de Rollán es muy delicada. Además de exigir el pago de una deuda que él ha generado, está haciendo una labor de discriminación respecto a otros ayuntamientos porque les reclama pagarles algo que el como alcalde no ha pagado nunca”, afirma el portavoz de Sí Se Puede Torrejón.

Hasta el momento, el ayuntamiento de Torrejón de Ardoz y su alcalde, Ignacio Vázquez, se han negado a pagar la deuda, al igual que ha hecho Alcalá Meco. Tal es el convencimiento del consistorio torrejonero de que no han cometido ninguna irregularidad, que han decidido llevar el asunto al contencioso administrativo. “No reconocen la deuda ni están dispuestas a pagarla y ponen en peligro la prestación del servicio porque en cualquier momento el Consorcio podría eliminarlo ya que Torrejón no paga”, explica preocupado Pérez.

Por su parte, Pedro Rollán, consciente de la situación tan delicada en la que se encuentra, no ha querido dar la cara públicamente sobre el caso concreto de Torrejón de Ardoz. Según relata el portavoz de Sí Se Puede Torrejón, el actual consejero de Transportes no acudió a una comisión informativa donde se iba a tratar esta cuestión para no dar explicaciones.

“No sólo no compareció sino que mandó al director gerente que no citó el caso de Torrejón pese a que todos los grupos de la oposición de la Asamblea le preguntaron por ello”, afirma el señor Pérez. Además, el concejal torrejonero también critica la actitud del alcalde porque intuye que será el próximo equipo de gobierno el que tenga que asumir la deuda porque los Tribunales “tardarán entre dos y tres años” en resolver.

Una obra de 23 millones de euros

El asunto del servicio de autobuses no es el único que salpica directamente al exalcalde de Torrejón de Ardoz. La supuesta llegada del metro al municipio madrileño también está entre los debes de Pedro Rollán. Más de tres años de obras y 23 millones de euros gastados, eso sí, por la Comunidad de Madrid, dieron como resultado un “tesoro oculto” en las profundidades de Torrejón porque por falta de presupuesto, el trabajo nunca llegó a finalizarse.

“Poner una parada de metro en una calle a menos de 10 minutos de la estación actual Renfe Cercanías es algo sin sentido”, argumenta Pérez. Además, acusa al Ayuntamiento de mostrarse hermético en este sentido: “Siempre han dicho que no tenían datos de la obra. Hasta que Podemos hizo esa pregunta en la Asamblea de Madrid no logramos saber que ésta costó 23 millones de euros”.

En este caso, Pedro Rollán tiene la excusa de que el dinero no salía de las arcas municipales, por lo que en principio no se le pueden pedir responsabilidades, pero para Sí Se Puede Torrejón la realidad es bien distinta. “La salvación política de Pedro Rollan es que no era su competencia, pero no olvidemos que él fue uno de los principales impulsores de que esta obra se llevase a cabo. Salía en todas las fotos junto a Esperanza Aguirre y tiene gran parte de responsabilidad”, explican.

Comentarios