viernes 18/9/20
san juan

Barbero suprime el desfile, enfada a la Policía Municipal y desafía a Carmena

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a eliminar el tradicional desfile del cuerpo local en la festividad de San Juan por segundo año consecutivo. El enfado entre los policías municipales es generalizado y además, alguno cree que Barbero pretende desafiar a la alcaldesa después de que ésta le recriminara el año pasado la suspensión del mismo

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid; Javier Barbero, concejal de Seguridad y Andrés Serrano, director de la Policía Municipal.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid; Javier Barbero, concejal de Seguridad y Andrés Serrano, director de la Policía Municipal.

Nuevo año sin desfile de la Policía Municipal de Madrid y ya es el segundo año consecutivo que el concejal de Seguridad del consistorio madrileño, Javier Barbero, decide eliminar de un plumazo una tradición del cuerpo local. La decisión no ha cogido por sorpresa a ninguno de los agentes que no esperaban que Barbero volviera a instaurar este acto, cuando ya lo eliminó en el 2016, año en el cuerpo local celebrar su 40 aniversario. Aunque esperada, la decisión ha vuelto a enfadar a los agentes de la Policía Municipal, que no entienden los motivos por los que no les permite desfilar delante de los madrileños.

En 1976, fue el año en el que tuvo lugar el primer desfile de la Policía Municipal y ha sido durante 40 años uno de los actos tradicionales de fiesta de San Juan, patrón del cuerpo local. Antaño, su ubicación se emplazaba en el paseo de Coches del Retiro y era recorrido por agentes a pie, a caballo, en bicicleta y en los distintos vehículos motorizados de que dispone el cuerpo. Además, había una exhibición de los guías caninos y de las unidades especializadas, y música a cargo de la banda policial.

La noticia de la supresión del desfile ha llegado justo el mismo día que Ahora Madrid cumplía dos años al frente del Ayuntamiento de la capital. De hecho, sólo diez días después de su aterrizaje en el consistorio, en junio del año 2015, Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad, y el propio Barbero tuvieron que presidir el denostado desfile porque el programa de la festividad de San Juan había sido programado por el anterior equipo de gobierno de Manuela Carmena. Ese fue el último desfile y si nada cambia también lo será hasta por lo menos dentro de dos años cuando tengan lugar de nuevo las elecciones municipales. "No tenemos ninguna esperanza de que den marche atrás en esta ocasión porque ya está todo programado y tampoco el año que viene", afirma José Francisco Horcajo, responsable del colectivo de Policía Municipal en CSIT.

En el año 2016, primero sin desfile, Barbero no sólo decidió eliminar este acto, sino que también decidió cambiar el lugar donde se celebraba la festividad del cuerpo local. En vez de en el Retiro, el edil decidió trasladar todos los actos al teatro de la casa de campo. En señal de protesta los mandos de la Policía Municipal decidieron no acudir a la Casa de Campo, aunque tal vez lo más humillante para el concejal fue cuando al acto en homenaje a los caídos en acto de servicio no acudió nadie del equipo de gobierno ni la propia alcaldesa. 

Barbero desafía a Carmena

La medida ocupó páginas y páginas en la prensa y levantó una gran polémica entre unos trabajadores municipales que suman cerca de 6.600 empleados. Por este motivo, Carmena decidió reunirse con Barbero y con altos cargos de la Policía Municipal con el objetivo de rebajar la tensión surgida por la medida del edil. De hecho, la alcaldesa llegó a recriminar a Barbero el haber suprimido un desfile. “¿Por qué entrar en el detalle, el adjetivo, y no entrar en el fondo? Se han escrito páginas y páginas sobre un tema que podríamos haber evitado. Eso fue lo que conseguimos”, le espetó, según el diario 'El País'. 

Esta reprimenda de la alcaldesa no ha servido nada un año después porque el responsable del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a dejar a los policías municipales sin desfile. Por este motivo, hay algunos agentes que tienen la teoría de que detrás de esta decisión se esconde un desafío a la alcaldesa. "Está utilizando nuestro malestar para sus guerras internas", afirma Horcajo. "No entendemos que Carmena nos apoye en las reuniones que tenemos con ella y luego sucedan este tipo de cosas", explica el representante sindical. 

Algunos centrales ya se plantean acudir o no al acto. De hecho, el pasado año CPPM (Colectivo profesional de Policía Municipal) ya dejó de asistir después de denunciar al concejal por calificar de "actitudes fascistas" las de los agentes que participaron en el supuesto escrache al edil. "Presumen de cercanía y lo que hacen con este tipo de medidas es alejarnos de la ciudadania. De hecho, lo que deberían de hacer es aprovechar para realizar un día de jornadas abiertas para que todos los madrileños pudieran observar de cerca nuestra labor", sentencia Horcajo. 

Comentarios