domingo 25/10/20
INTERNET

Gmail está probando una herramienta para evitar los fallos humanos

El correo electrónico de Google permitirá una rectificación tras el envío del email. Los usuarios contarán con 30 segundos para arreglar el fallo cometido

Seguro que alguna vez te ha pasado que has enviado un correo a alguien que no debías. O has enviado un archivo sin adjunto. O, lo que es más grave, has respondido a todos cuando solo tenías que responder a uno y todo el mundo ha visto una conversación que no tenía que ver.

Pues bien, si te ha pasado esto y te sigue pasando a día de hoy, puedes estar tranquilo porque Gmail está trabajando en una tecnología que te permita rectificar y poder solucionar lo que en un principio era una catástrofe. Lógicamente debe haber un tiempo prudencial que no impida el dinamismo de los correos. Google ha pensado que ese tiempo son 30 segundos, lo justo para arreglar un fallo cometido pero sin que tengamos que sufrir una larga espera para recibir emails.

La idea parte de Google Labs, el lugar donde ocurre la magia en Google y en algunas cuentas ya se puede empezar a probar. Para ello tenemos que entrar en gmail sign in si lo tenemos en inglés o conectar si lo tenemos en castellano, e ir hasta la página de configuración donde podremos activar esta acción. Hecho esto, cada vez que enviemos un mensaje, tendremos 30 segundos para poder rectificar.

El tiempo máximo para rectificar es de 30 segundos, pero también esta la opción de acortar ese tiempo si, tras hacer varias pruebas, vemos que nos sobra tiempo para rectificar. Podemos cambiar en esa misma pestaña de configuración de 30 a 5, 10 o 20 segundos. Desde aquí recomendamos que sean 30, pues entre que nos damos cuenta del error y que rectificamos, menos segundos se nos pueden quedar muy cortos.

Hay que tener en cuenta que lo que hace este sistema no es modificar el envío del mail. Lo que consigue es retrasar el envío, por lo que para muchos más que un avance es un retroceso en la rapidez de envíos de correo electrónico. De ahí que finalmente Google no haya implementado esto por defecto en todas las cuentas de correo y, solo aquellas que lo deseen, lo pueden activar.

Más criticas sobre este “experimento” vienen del lado del funcionamiento del mismo. Al parecer, si has enviado el mensaje y te sales para enviar un nuevo correo o te vas a otra página de Gmail, ya no puedes frenar el envío del mismo. Solo si estás en esa misma página puedes pulsar en el botón de pausar y editar para poder modificar el mensaje.

Como vemos hay opiniones de todo tipo. Lo que está claro es que Gmail está invirtiendo en innovación y esto hace que siga siendo el gestor de correos más solicitado.

Comentarios