lunes 09.12.2019
DISCRIMINACIóN DEL 38%

Vídeos que enseñan qué es la homofobia

"Os meto de hostias", "es asqueroso" o "¡ah, qué sois gays!", son algunas de las respuestas que han tenido que soportar quienes se han prestado para ser protagonistas de algunos experimentos sociales contra la homofobia

Los dos chicos que prueban las reacciones de los transeúntes por las calles de Moscú.
Los dos chicos que prueban las reacciones de los transeúntes por las calles de Moscú.

El pasado 30 de septiembre la Federación LGTB publicó un vídeo en el que dos jóvenes homosexuales de origen extranjero pedían ayuda a los transeúntes para encontrar un hostal de una calle madrileña, ellos tenían las indicaciones del dueño pero estaba en español, por lo que necesitaban que se lo tradujeran. La carta era un conjunto de insultos homófobos por parte del dueño, diciéndoles que no quería verles en actitudes cariñosas delante suya porque sino les “daría de hostias”. Todos los que les intentaban ayudar les decían que fuesen juntos a la Policía para denunciar. Con el vídeo la Federación pretendía demostrar que el 38% de las discriminaciones sexuales están latentes y que solamente el 10% son denunciadas.

Moscú, un duro escenario

Pero éste no ha sido el primero ni será el último experimento social para demostrar la discriminación que sufre el colectivo. Anteriormente, en marzo de 2015, una pareja de chicos, que no eran homosexuales, decidieron pasear por las calles de Moscú dados de la mano. Rusia, un país muy poco tolerante ante este tipo de demostraciones públicas de amor, reaccionó de la peor de las maneras.

La pareja iba precedida por una persona con una cámara oculta que les iba grabando para ver las reacciones de los transeúntes. La mayoría de las personas les miraban extrañados y algunos con caras de incredulidad al presenciar que dos hombres fueran de la mano por las calles. Pero ese, a pesar de ser el comportamiento más común, no era el más agresivo. Un hombre pasó al lado de uno de los chicos y le dio un codazo, mostrando su incomodidad ante tal actitud, aunque el vídeo termina cuando un joven pasa, literalmente, por en medio de la pareja, haciendo que suelten las manos y encarándose con uno de ellos por la actitud “asquerosa” que estaba mostrando en público.

‘Primer abrazo gay’

Un año antes, en marzo de 2014, los expertos decidieron iniciar otro experimento para ver cómo reaccionaban las personas que tenían aprensión a los homosexuales. El reto era darles un abrazo. Al principio se mostraban muy distantes, primero por tener una persona desconocida en frente suya, y después porque eran el tipo de personas que no querían tener nunca delante, y menos darles un abrazo. Comenzaron por un apretón de manos y con preguntas que mostraban su incomodas: “¿Así qué tú eres gay?”. Poco a poco van hablando y viendo que no hay tanta diferencia entre ellos, hasta que finalmente terminan abrazándose, aunque no todos los homofóbicos son capaces de aguantar en el acto cariñoso por mucho tiempo. Algunos se mostraban extrañados por el hecho de que alguien “tan guapa” pudiera ser lesbiana, y otros no entendían cómo podían tener relaciones con alguien del mismo sexo: “Es asqueroso”, misma respuesta que venía de los que eran homosexuales.

Con el experimento se demostraba que no por abrazar o hablar con una persona con gustos sexuales diferentes, cambiaba nada de la otra persona. Todos terminaron dando el abrazo y pocos acabaron incomodados por ello.

Familias homoparentales en Texas

El programa estadounidense ‘What would you do?’ (‘¿Qué harías tú?’) presentado por John Quiñones decidió, en mayo de 2011, dedicar un programa a la homofobia.

El magazine se caracteriza por contratar actores para que representar una situación conflicto y ver las reacciones del resto de la gente. En este caso, una familia homoparental -con dos madres homosexuales- junto a sus dos hijos estaba comiendo en un bar. La camarera empieza a preguntarles qué parentesco hay entre ellas, mostrándose sorprendida ante la respuesta de que ellas eran las madres y no hermanas. “¡Ah, ¿son gays?”, respondía la camarera. Los cinco actores consiguieron que se creara una situación incómoda ante la que un cliente reaccionó llevándose a la camarera a un lado y diciéndola que era “totalmente inapropiado hablar de esos temas con sus clientes”; en otra ocasión un cliente defendió a la pareja de actrices ante la incómoda situación que estaban viviendo y les escribió una carta a la pareja mostrándoles su apoyo, y posteriormente se enfrentó a la camarera.

No son los únicos que hay, ni serán los últimos. Afortunadamente mucha gente se muestra en contra de este tipo de discriminación, que, como afirma la Fundación LGTB tras un estudio, es del 38%.

Comentarios