Martes 25.09.2018
Proyectos personalizados

Las 5 tendencias que marcarán el diseño web en el 2018

Debido a la evolución de la web, el mundo del diseño se ha renovado con el propósito de aportar diferenciación, sencillez y claridad en las aplicaciones y páginas propias de la red

Diseño web.
Diseño web.

Todo lo relacionado con el mundo del diseño cambia constantemente. El universo digital no escapa a este comportamiento que marca tendencias, colores y formas para un consumo más agradable de la información.

Cada año el sector evoluciona para presentar nuevas propuestas que capten la atención de los usuarios y generen millones de visitas. Junto con el contenido y el desarrollo web, el diseño es uno de los 3 elementos más importantes a la hora de conducir al éxito un proyecto online.

La diferenciación, la sencillez, la limpieza y lo visual serán los términos que definirán el diseño web en el nuevo ciclo que está por empezar.

Diseño en esqueleto

Una de las tendencias más populares para el 2018 será el diseño en esqueleto, que le permite a la página web cargar por etapas. Es decir, la visualización va de lo más simple a lo más complejo.

Este tipo de diseño representa una mejora en el uso de la web, debido a que la velocidad de carga se reduce significativamente. Lo primero en apreciarse es la estructura de la página y, paulatinamente, se van cargando el resto de los contenidos.

Aunque la propuesta se ha trabajado desde hace algunos años, el diseño en esqueleto sigue ganando popularidad, pues involucra al usuario y lo hace sentirse parte de la web, ya que al ir mostrando el contenido se pueden apreciar efectos animados y dinámicos.

Al estilo Pinterest

Otro estilo que marcará tendencia en el diseño web será el modular, muy similar al de la red social Pinterest.

La opción hace que la página funcione a través de módulos independientes, lo que brinda una mejor capacidad de adaptación según las dimensiones de cada dispositivo.

Una de las grandes tendencias en el 2018 será la de las progressive web apps (aplicaciones web progresivas), que unen lo mejor de los mundos de las webs y las aplicaciones. Estas no requieren instalación, se muestran de forma rápida en cualquier navegador, permiten almacenamiento local y pueden cargar sin tener conexión a Internet.

Además, el usuario puede colocar en el móvil un icono que lo lleve a la página web, al igual que ocurre con las aplicaciones. No obstante, a diferencia de las apps, no ocupan espacio en el dispositivo.

Contenido responsive

La personalización en el diseño será la piedra angular para el desarrollo de nuevas plantillas a lo largo del año. Cada vez más se busca que la página se transforme en responsive de forma más sencilla.

Debido a que hay muchas páginas que se parecen unas a otras, la diferenciación jugará un papel muy importante en el diseño para el próximo año.

Sobre las tendencias del diseño web, los especialistas de Synergy, una agencia especializada en marketing online y el mundo digital, comentan que toda página debe ser atractiva y fácil de gestionar.

“Apostamos por el diseño adaptado a los dispositivos móviles y que sea favorable para el posicionamiento en todos los buscadores. También es importante que la gestión de los contenidos sea ágil y fácil”, apuntan sobre las últimas tendencias de creación de páginas web.

Nuevas tipografías

Las tipografías estilo vintage o las llamadas hand made serán uno de los puntos más destacados en el ámbito digital para el 2018. Con el uso de este tipo de tipografías puede lograrse con mayor éxito el efecto de diferenciación.

También serán preferidas las tipografías circulares y la San Serif. Una táctica para llamar la atención de los usuarios será saber combinar textos o títulos de forma horizontal o vertical.

Como norma, los diseños serán minimalistas, limpios y muy sencillos. Todos estos elementos siguen de moda y lo seguirán siendo durante el próximo año.

Diseños interactivos y personalizados

Respecto a los colores y las formas, existe una creciente demanda por las ilustraciones e infografías propias, con lo que se dejan atrás los bancos de imágenes. Los más buscados serán los diseños interactivos, que darán paso a un nuevo nivel de diferenciación.

Algunas de las tendencias que siguen ganando fuerza, en relación al contenido gráfico, son las que cuentan con colores más vivos y degradados. Habrá formas geométricas, texturas de la vida real, botones personalizados y minimalismo en los logos.

Un aspecto a considerar es el de las imágenes y los vídeos. A la hora de introducir un vídeo o una foto en la web, es importante estar pendiente de los tiempos de carga, debido a que estos podrían influir en la usabilidad y en el nivel de calidad.

Cada vez más son introducidos heroimágenes, vídeos o Gifs que ocupan toda la página, lo que se utiliza como una carta de presentación de la marca.

Las tendencias para el 2018 conseguirán que los datos sean presentados de una forma correcta y atractiva.

Comentarios