sábado 07.12.2019
COMER Y BEBER

Menús ‘matasuegras’ para Navidad

He aquí unos menús en los que su suegra no podrá recordarle que ella misma o su madre lo hacía mejor

 

Menús ‘matasuegras’ para Navidad

Usted que es cocinillas desde hace tiempo, teme la llegada de la navidad. Haga lo haga, a pesar de su esmero, su suegra siempre le recuerda los sabores de su madre, la precisión de sus guisos que su suegra, naturalmente, ha heredado.

No es aumentar esfuerzo lo que Usted necesita, sino pensamiento lateral: haga esos platos que su suegra y su madre nunca pudieron hacer. El Mediterráneo, sus sabores y especias es muy grande. Transítelo. El Pinche le deja unas ideas para esta Navidad.

Lentejas verde con berenjena asada, tomate y yogur

La lenteja verde es un majar exquisito, afamada legumbre francesa, a precio caro no nos engañemos. Además de unos trescientos gramos de lentejas, aunque si sobran no pasa nada, necesitamos una berenjena por persona, y trescientos de cherry, zumo de limón, y un diente de ajo, orégano, sal, pimienta yogur  griego – doscientos gramos por cada trescientos de lentejas-.

Caliente el horno bien y sin miedo (250 grados). Coloque las berenjenas en bandejas para hornear y tueste durante una hora, girándolas hasta que la carne esté completamente suave y ligeramente ahumada. Quítelas y, una vez que estén lo suficientemente frías, saque la carne en un colador (deseche las pieles) y déjela evaporando líquido durante media hora,

Distribuya los tomates en la bandejas de berenjena y tueste durante 12 minutos, hasta que estén ligeramente ennegrecidos, partidos y suaves. Mientras tanto, ponga a hervir una olla grande de agua, agregue las lentejas, baje el fuego a medio y cocine durante 20 minutos, hasta que estén cocidas pero aún tengan algo de enteras. Escurra y reserve.

En un tazón grande se ponen las lentejas, la berenjena, los tomates, aceite, zumo de limón (medio), orégano al gusto, sal y pimienta, una vez mezclado, cubra con el yogur, espolvoree con un poquito orégano y ponga un chorro de aceite. Prometido el espectáculo

Pappardelle harissa roja y aceitunas negras

El pappardelle es una pasta larga, ancha, y plana que mezclada con la tunecina harissa le ofrece un espectáculo. Vale, si, se pueden usar tallarines, pero no debía ser Usted tan melindres y currárselo un poco.

Necesitamos una cebolla. Tres cucharadas de harissa roja, tomates cherry, unos 80 gramos por cabeza y aceitunas negras, deshuesadas al gusto, perejil y una ración de cien gramos de pasta por persona y un yogur griego 

Pochamos la cebolla hasta dejarla casi caramelizada. Sumamos la harissa, los tomates, las aceitunas, y media cucharadita de sal, y freímos durante tres o cuatro minutos, hasta que los tomates comiencen a descomponerse.  Es el momento de añadir un baso de agua y cocinar a fuego lente unos diez minutos.

Cocine la pasta según las instrucciones del paquete, hasta que esté al dente, luego escurra. Ponga la pasta de nuevo en la olla, agregue la salsa, y revuelva para cubrir. Sirva caliente, con una cucharada de yogurt perejil espolvoreado.

La Harissa es una salsa tunecina muy picante que se utiliza en la elaboración de tajines, cuscús, sopas o cremas, etc. Si Usted usa una versión comercial tenga cuidado.  Si decide hacerla Usted las recetas más picantes se hacen con guindillas o pimientos picantes, mientras que la salsa en la que podemos graduar el picante a nuestro gusto, se incorporan pimientos rojos asados.

Necesitamos 120 gramos de pimiento rojo asado, 2-4 chiles, 1 diente de ajo pequeño, 1/2 c/c de comino, 1/2 c/c de cilantro en grano, 1 c/p de zumo de limón, 3/4 c/c de sal, 10 gramos de aceite de oliva virgen extra

Solomillo de cerdo con ensalada de hinojo y rúcula

La carne puede marinarse por adelantado. El hinojo se corta con mandolina perfectamente.

Cuente con 125 gramos de solomillo por cabeza, haga medallones no muy anchos, busque semillas de hinojo, es navidad póngase, algo de chile, un par de dientes de ajo para cada tres personas, aceite de oliva, sal y pimienta. Necesitaremos un bulbo de hinojo por cada tres comensales, zumo de limón, rúcula y estragon

En un tazón grande, mezcle el cerdo con cuatro cucharaditas de semillas de hinojo, el chile, el ajo, 60 ml de aceite, tres cuartas partes de una cucharadita de sal y pimienta. Debe marinar una media hora.

Fría los medallones en dos o tres tandas, dos minutos cada una, girándolas a la mitad, hasta que ambos lados estén dorados y la carne recién cocida.

Ponga el resto del aceite en un tazón grande con el hinojo, el jugo de limón, la rúcula, el estragón, media cucharadita restante de semillas de hinojo, sal y pimienta. Mezcle, distribuya en los platos, y deje al costado el solomillo. Vierta los jugos de cocción en la parte superior y sírvase caliente.

Cordero a la plancha con almendras y azahar

Necesitamos un par de filetes de cordero por cabeza al que sumaremos las almendras necesarias, y diente de ajo por persona. Hágase con hojas de tomillo, limones para obtener medio vaso de zumo y alguna ralladura. Sumen una cucharada de miel y media de agua de azahar y unas hojas de menta.

Maceramos los filetes en una mezcla que sume los ajos pelados, sin cortar, en una  tazón grande con dos cucharaditas de ralladura de limón, 90 ml de jugo de limón, todo el tomillo, la mitad del aceite, una cucharadita y media de sal y pimienta. Cubra los filetes, no cicatee, y deje macerar un par de horas, o toda la noche si hace falta.

Caliente dos cucharadas de aceite en una olla pequeña, agregue las almendras y cocine, revolviendo continuamente, durante tres o cuatro minutos, hasta que estén doradas uniformemente. Deje que se enfríe un poco, luego pique y póngalo en un bol (deseche el aceite de cocina). Agregue una cucharadita de ralladura de limón, 60 ml de jugo de limón, miel, agua de azahar, media cucharadita de sal, pimienta negra y tres cucharadas de aceite, revuelva para combinar y reservar la salsa para el final.

Caliente el horno a 220 grados centígrados. Ponga los pimientos con una cucharada de aceite y un cuarto de cucharadita de sal y áselos. Deje enfriar y corte en tiras.

Coloque los filetes de cordero en la parrilla durante aproximadamente cuatro minutos en total, volteándolos una vez hasta que empiecen a caramelizar.

Pase los filetes dorados a una bandeja de asar, agregue los pimientos y el adobo reservado, y tueste de tres a cuatro minutos, en función de si lo quiere más o menos hecho. Cubra con papel de aluminio y deje reposar de 5 a 10 minutos.