lunes 14.10.2019
Trucos de coleccionista y bebedor

Un buen bebedor de ‘whisky’ no lava el vaso

Beber `whisky’ es un arte, y más si es de colección, le proponemos unas reglas básicas

Guisqui
Guisqui

Un ‘whisky’ (güisqui en castellano), más aún si es coleccionable, es un objeto delicado, que debe tratarse con cuidado. Antes de comprarlo debe Usted conocerlo, como si fuera un numismático.

El primer consejo es salirse de una incomprensible jungla de precios y unos embotellados tipo “sesenta años en barrica” que, por definición, no estará bueno salvo que Usted quiera la botella para decorar.

El whisky es un destilado noble: le proponemos diez reglas para degustarlo.

1.- Reconozca una verdadera botella de coleccionista.

Para hacerlo, lo que debe mirar no es el precio, sino todos los pequeños aspectos que forman parte de la "vida cotidiana" que habrá tenido la botella. La caja primero: debe estar en buenas condiciones. Lo mismo se aplica a la etiqueta y la etiqueta trasera

2.- La importancia, la rareza y el valor están en los detalles.

Igualmente importante es el nivel del líquido, aunque es imposible evitar la evaporación, no debe quedar por debajo del cuello. Si ocurre el valor se reduce a la mitad ". Las botellas llevan consigo la historia del lugar y del tiempo que las produjo. Sepa que una botella de una destilería de referencia de 1960, hoy podría tener un valor aproximado de 200.000 euros. No siga modas que no siempre son comprensibles.

3.- Sepa por qué un whisky se vuelve raro

Es raro lo que no es muy común y lo que es muy antiguo. Pero la coexistencia de estos factores básicos no siempre se convierte en un valor real, que puede llevarse al mercado y cuantificarse. Hay mezclas muy antiguas que nadie quiere y nunca encontraron confirmación en el mercado, o botellas que de repente se vuelven muy caras porque se ponen de moda- .

4.- No cene y no coma.

Pruébelo antes o después de una comida. Si decide la segunda hipótesis, trate de evitar tomar alimentos demasiado picantes o sabrosos.

5.- Limpie a fondo el cuello de la botella y preste mucha atención a la abertura.

Si tiene el tapón de corcho, podría romperse fácilmente. En este caso, antes de abrir la botella, voltéela lentamente y humedezca la tapa. Posteriormente, quítelo con calma y no de repente.

6. -Olerlo varias veces antes de probar el whisky.

No tenga prisa. Si es muy viejo, tardará mucho tiempo en expresarse. Y continúe de vez en cuando para olerlo incluso después de probarlo. Cuanto más viejo sea, más lo necesitará. Estas reglas se aplican naturalmente a todo el whisky y, en este caso, aún más.

7.- Es un momento epicúreo. Plantéeselo como algo emocionante.

8.-. Beba al principio solo un sorbo

Haciendo que toda su boca se impregnen del líquido. Sus papilas deben acostumbrarse al sabor del nuevo invitado. Nunca beba de un trago. Respire, lo disfrutará más.

9.- No lave el vaso,

Al día siguiente encontrará aromas adicionales que no había percibido antes. Cuanto más complejo es el ‘whisky’ (güisqui), más perfume debería haber quedado en el vaso.

10.- Anote lo que bebe y sus sensaciones, escriba, haga literalmente inolvidable lo que bebe

Comentarios