sábado 12/6/21
La leyenda de Saúl continúa

Craviotto y Toro logran el oro con una superioridad insultante

El veterano policía ya suma su tercera medalla olímpica, mientras que el joven exconcursande de Mujeres y Hombres y Viceversa se estrena en estos Juegos gracias a una perfecta compenetración entre ambos

Craviotto celebró el oro con la ilusión de un principiante
Craviotto celebró el oro con la ilusión de un principiante.

Saúl Craviotto y Cristian Toro lograron el triunfo en la final de K2 masculino de 200 metros en los Juegos Olímpicos. De esta forma, la delegación española suma su quinto oro en la competición (tres de ellos en piragüismo), con un total de ocho preseas. Craviotto y Toro eran los grandes favoritos para el triunfo y llegaron a las aguas de la Lagoa Rodrigo de Freitas con una gran frialdad.

Los dos palistas españoles controlaron a la perfección la disputada salida, pero a mitad de carrera exhibieron todo su potencial para destrozar a todos sus rivales. De hecho llegaron a la meta con una diferencia de casi tres décimas, todo un mundo en estas pruebas de sprint.

Para ello, pararon el crono en un inalcanzable 31:16, con lo que los británicos Health y Schofiel se tuvieron que conformar con la plata y los lituanos Ramanauskas y Lankas lograron el bronce. No obstante, las condiciones del momento no permitieron a los deportistas marcar tan buenos tiempos como en las rondas previas.

Craviotto y Toro fueron todavía más superiores en su ronda preliminar, lo que les sirvió para llegar directamente a la final sin tener que pasar por semis, al igual que les ocurrió a los lituanos. Asimismo, el tiempo del catalán y del deportista nacido en venezuela tampoco encontró ningún tipo de comparación en ninguna de las rondas previas.

La mezcla perfecta

La pareja se compenetra a la perfección, ya que Craviotto es un palista muy técnico y calmado. Fue oro en Pekín también en K2 y plata en Londres en K1, por lo que aporta la sabiduría que da la veteranía a la pareja. Por el contrario, Toro tiene 24 años y aporta toda su explosividad desde la zona trasera de la canoa. Los dos lloraron en el podio, mientras sonaba el himno, justo después de fundirse en un enorme abrazo. 

Las cinco medallas de David Cal son inalcanzables para Craviotto, pero el catalán ya puede decir que le supera en oros. Además, si mantiene la motivación puede ampliar todavía más su palmarés, por su edad lo tiene difícil, pero no imposible. Desde luego, sus resultados le invitarán a seguir al menos de momento.

Por otro lado, Cristian Toro es el palista más mediático de este conjunto. Todavía no había ganado nada, pero su participación en Mujeres y Hombres y Viceversa le había convertido en famoso entre las adolescentes. De hecho, muchas jóvenes interrumpían sus entrenamientos antes de los Juegos para pedirle un autógrafo, cuando casi nadie conocía a Craviotto, pese a sus numerosos éxitos. Además, el joven mantiene una relación sentimental con Irene Junquera (El Chiringuito y Zapeando) que también le ha otorgado cierto protagonismo en las redes sociales, aunque asegura que es un chico tímido que quiere huir de la vida televisiva y que solo se presentó al programa de Telecinco por el aburrimiento que sufría en la Residencia Blume, cuando su vida pasaba por un punto de inflexión.  

Anteriormente, Sete Benavides también rozó la medalla en el C1 200, pero solo unas milésimas le apartaron del éxito. El francés Thomas Simart le superó en la 'foto finish', aunque su posición estuvo en el aire durante demasiados segundos interminables. Esta es la segunda vez que el palista balear se queda a tan solo un paso del podio en los Juegos, ya que en Londres corrió la misma suerte. Tiene medallas en Mundiales, pero se le resiste la gran cita del deporte. 

Comentarios