jueves 13/8/20

El sector del juego vuelve a la normalidad tras el estado de alarma

El sector del juego vuelve a la normalidad tras el estado de alarma

Desde el mes de abril, se instauraron medidas que limitaban la publicidad de los operadores de juego en los medios de comunicación y los tipos de campañas que podían realizar. Saltarse las nuevas directrices podía acarrear multas de hasta un millón de euros y la suspensión de la licencia para operar en España por un período de hasta seis meses. En el caso de las salas de juego presenciales, la actividad se suspendió por completo.

Restricciones en las promociones

 

En el sector del juego online, son muchos los casinos que regalan dinero sin depósito para animar a los nuevos jugadores a conocer su oferta. También es frecuente que ofrezcan bonos con los que los usuarios reciben más dinero del que depositan en las salas y que les permiten apostar más gastando menos. A veces, estas promociones se limitan a los nuevos clientes y, en otras ocasiones se utilizan como instrumento de fidelización para premiar a los jugadores frecuentes.

 

Durante el estado de alarma se prohibió la oferta de nuevos bonos y promociones y se suspendieron los que estaban en marcha.

Restricciones en publicidad

 

La primera limitación fue relativa al mensaje de los anuncios. Se prohibió de manera expresa nombrar la pandemia o el estado de alarma, o instar a los jugadores a aprovecharse de este período para apostar por Internet.

 

En segundo lugar, se limitó la franja horaria en la que se podía emitir publicidad sobre juego online en radio o televisión, reduciéndola a 4 horas diarias: de 1 a 5 de la madrugada. En el caso de los medios digitales, se prohibió completamente en todas sus formas: emails, foros, redes sociales...

Las razones

 

El Ministerio de Consumo puso en marcha estas medidas para limitar el gasto que los españoles pudiesen hacer en el sector del juego durante la pandemia. También se pretendía proteger a grupos de riesgo de caer en conductas compulsivas. Y es que, según el Gobierno, estar encerrados tanto tiempo en casa sin posibilidad de salir podría inducir a muchos españoles a jugar más de lo debido para hacer frente al aburrimiento.

La situación en los locales de juego presencial

El juego online no fue el único perjudicado por el estado de alarma. En el caso de los casinos, bingos y salas de juego físicas el cese de actividad fue total. Y la vuelta a la normalidad está siendo más problemática que la de la parte online del sector.

 

Por un lado, la apertura de estos locales sólo se permite una vez que cada provincia alcance la Fase 3 de la desescalada. Es una medida que muchos empresarios consideran injusta, porque hay otros establecimientos de ocio a los que se les está permitiendo retomar sus actividades desde la Fase 1.

 

Además, una vez que se autorice la apertura, tendrán que operar con una limitación de aforo importante. No podrán sobrepasar el 50% de este y en ningún caso podrán mantener a más de 50 personas en su interior (empleados incluidos). 

 

El Consejo Empresarial del Juego (Cejuego) considera esta medida como especialmente negativa, ya que el límite máximo de 50 personas no tiene en cuenta el aforo total de la sala. Para algunos casinos de gran tamaño que cuentan con muchos profesionales en plantilla no resulta realista reabrir en esas condiciones.

Comentarios