lunes 14/6/21

Los juegos de mesa como herramienta educativa

Son los clásicos juegos que nunca han faltado en ninguna casa, si bien es cierto, hay algunos que tienen un carácter mucho más educativo, a la par que lúdico, convirtiéndose en los mejores aliados entre los más pequeños
juegos

Si se echa la vista atrás, seguro que se recuerda más de una tarde en familia jugando largas horas a algún juego de mesa. Sacar los tableros y ponerse a disfrutar durante un tiempo. Lo cierto es que esta práctica sigue existiendo y, hoy en día, prácticamente en todas las casas hay, al menos, un juego para toda la familia. También hay que decir que las nuevas tecnologías han ayudado bastante en todo esto, ya que ahora, se puede consultar una web de juegos de tablero y mesa para poder descargar de todo y seguir disfrutando de ellos como siempre.

Hay que decir que los juegos de mesa están pensados para divertirse y despejar la mente durante un rato, si bien es cierto, muchos estudios ya han comprobado que estos juegos también se han convertido con el paso de los años en una herramienta educativa bastante eficaz. Hay que decir que gracias a ellos los más pequeños de la casa desarrollan nuevas capacidades y habilidades, con el añadido de que aprenden, jugando.

¿Cuáles son los beneficios de los juegos de mesa para los niños?

Además de la diversión que aportan los juegos de mesa, hay que decir que estos son un excelente recurso para la educación y el desarrollo de los pequeños. Debido a todos sus beneficios, en la actualidad es frecuente que, tanto padres como profesores o tutores, acudan cada cierto tiempo a los juegos de mesa para dar ese impulso a los niños.

De entre los muchos beneficios que aportan, una de las primeras cosas que hay que destacar es que, gracias a estos juegos, los niños pueden tener un mayor desarrollo de ciertas capacidades, siendo las más habituales las motoras, las sensoriales y las mentales. Como es lógico, según el tipo de juego y el reto que presente, así desarrollarán más unas que otras.

De igual modo, otro de los beneficios es que estos juegos ayudan a mantener mejor la concentración, fomentando así el desarrollo de la memoria y la observación, a la par que hacen que los niños sean más creativos e imaginativos.

Por supuesto, algunas modalidades de juegos de mesa también implican que el niño tenga que tomar decisiones, elaborar sus propias estrategias y resolver cualquier tipo de problema que se presente. Todo ello basándose en la rapidez mental y de cálculo.

Entre otros beneficios, también hay que destacar que favorecen la socialización, así como ayudan a cumplir algunas normas de convivencia. De igual modo, suelen mejorar su autoestima y con ellos, descubren aspectos tan importantes en la vida como el trabajo en equipo, tener paciencia o el esfuerzo.

Hay que decir que, dependiendo del tipo de juego y de la edad a la que vaya dirigido, así también se pueden adquirir otras competencias, desde aprender vocabulario, hasta números.

Juegos de mesa más populares para niños

En la actualidad, los juegos de mesa siguen siendo uno de los pasatiempos favoritos para los niños, de ahí que cada vez surjan más. Lo cierto es que, esta práctica se ha ido intensificando en el último año, sabiendo que la pandemia ha hecho que la familia se pase mucho más tiempo en casa y por tanto, había que tener una forma de entretenerse y divertirse, un hecho en el que se puede profundizar a través de uno de los artículos de www.huelvaya.es.

Aunque hoy en día hay juegos de mesa para todos los gustos, durante este tiempo, hay algunos que se han vuelto más populares. De esta forma, el UNO Junior ha sido uno de los más jugados en esta pandemia, al igual que el Party Junior. También en esta lista se han incluido otros juegos como el clásico Lince, el moderno Dobble y el tradicional Jenga.

Comentarios