Sábado 18.08.2018
COMICIOS

La policía de Maduro protege a Zapatero de la ira del pueblo venezolano

Rodríguez Zapatero se ha mostrado de nuevo abierto a la posibilidad de participar en un diálogo entre los diversos sectores sociopolíticos y económicos del país con el Gobierno venezolano

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha sido abucheado este domingo a la salida de un centro de votación de Chacao, en Caracas, Venezuela, país al que se ha desplazado como observador de los criticados comicios presidenciales que se celebran hoy. Los gritos de los ciudadanos que hacían cola para entrar en el colegio electoral han acompañado al socialista, al que la cadena «NT24» ha preguntado sobre su aval a unas elecciones rechazadas «por más de cincuenta países» y por «la Organización de Estados Americanos». «Porque yo he estado mucho tiempo aquí, y vengo a observar», ha respondido, acompañado por los gritos de los presentes. Luego, se ha subido en coche negro con las lunas tintadas, y, fuertemente escoltado, su comitiva ha salido de forma precipitada de la zona entre el lanzamiento de algunos objetos.

Para el socialista, como recoge EFE, la postura de la Unión Europea, que ha rechazado los comicios, «nos abre un factor de gran riesgo para una inestabilidad (...) y creo que lo principal, la primera tarea que necesita Venezuela, es estabilidad, es paz, evitar cualquier riesgo». Sin embargo, ha señalado que «si hay elementos que en el día de hoy los representantes de los diferentes candidatos ponen en cuestión, se puedan lógicamente conocer, examinar, dictaminar sobre ellos». En las últimas horas. tanto el candidato Henri Falcón como el aspirante Javier Bertucci han denunciado que se han producido al menos 350 violaciones a la normativa electoral.

Rodríguez Zapatero se ha mostrado de nuevo abierto a la posibilidad de participar en un diálogo entre los diversos sectores sociopolíticos y económicos del país con el Gobierno venezolano. «Siempre estaré dispuesto a ayudar y para colaborar (...) no trataré de establecer ninguna preferencia sino ayudar a un país, a una sociedad que tiene problemas serios», ha sostenido, y has señalado que «lo que he observado hasta ahora es que es muy distinto el grado de participación de unos colegios a otros».

Comentarios