domingo 7/3/21

Venecia vuelve a ‘desaparecer’ bajo el agua debido a las fuertes lluvias

El sistema de diques MOSE fue activado de madrugada ante la emergencia
venecia

Las fuertes lluvias que azotan Italia han inundado Venecia, que vive un nuevo episodio de “agua alta” dos días después de que fuera activado el MOSE, el sistema de diques construido para proteger la ciudad de estas subidas.

La ciudad, clasificada como patrimonio mundial de la Humanidad por la Unesco en 1987, descansa sobre millones de zancos clavados en el lodo hasta llegar a un fondo más sólido, los cuales sostienen palacios y casas. Sin embargo, el aumento del nivel del mar y el flujo constante de cruceros han contribuido a roer los pantanos y bancos de lodo circundantes. Actualmente, su plaza de San Marcos y el centro histórico de la ciudad se encuentran anegados.

“La situación es terrible, estamos bajo el agua de manera dramática”, señaló Carlo Alberto Tessein, procurador de la Basílica de San Marcos, quien aseguró que “el nártex está completamente inundado y, si el nivel sigue subiendo, también se inundarán las capillas interiores”.

El sistema de diques, MOSE, se tardó más de quince años en construirse para proteger Venecia de las cada vez más frecuentes inundaciones, y fue probado por primera vez el 3 de octubre. Normalmente está previsto que las 58 puertas móviles de estas barreras se pongan en marcha siempre que se esperen más de 110 centímetros de “agua alta”.

Las barreras submarinas que se elevan para cerrar las tres salidas de la laguna veneciana a mar abierto ―Malamocco, Lido y Chioggia―, fueron levantadas debido a una previsión de la marea de 123 cm, y tras el precedente del jueves, cuando un anómalo reforzamiento del viento provocó un episodio de “agua alta” hasta los 138 cm, superior al previsto, sin que entraran en funcionamiento los diques.

El propio alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, se había quejado de que no se activara el MOSE, mientras la plaza de San Marcos y el casco histórico quedaban parcialmente inundados.

La ambiciosa obra de ingeniería, que había suscitado críticas y controversias y que se demoró más de 15 años en construcción, se puede elevar en 30 minutos y luego desaparecer completamente bajo el agua cuando no está activada, una estructura única en el mundo.

Muchos recuerdan la fatídica fecha del 12 de noviembre del año pasado, cuando Venecia sufrió la peor inundación desde 1966 y la ciudad quedó paralizada con el agua hasta las rodillas.

Las aguas sucias y saladas se arremolinaron ese día alrededor de las tumbas de mármol de la célebre cripta bizantina de la basílica de San Marcos, que sufrió graves daños.

Comentarios