sábado 27/11/21

El régimen de Irán comenzó el enriquecimiento de uranio al 20% en una nueva violación al acuerdo nuclear

La Unión Europea manifiesta que es un “desvío considerable” de los compromisos asumidos por los persas
uranio

Irán anunció este lunes que comenzó el proceso para producir uranio enriquecido a 20% en su sitio de Fordo, muy por encima del umbral fijado por el acuerdo internacional de 2015.

“El proceso para producir uranio enriquecido al 20% ha comenzado en el complejo de Shahid Alimohammadi (Fordo)”, situado a 180 kilómetros al sur de Teherán, declaró el portavoz del gobierno, Ali Rabiei, citado en la página web de la televisión de Estado.

El portavoz explicó que el proceso de inyección de gas en las centrifugadoras comenzó “hace unas horas” tras la orden del presidente, Hassan Rohani, para implementar una reciente ley aprobada por el Parlamento, según la agencia oficial IRNA.

En reacción al anuncio, la Unión Europea advirtió que es un “desvío considerable” de los compromisos de Teherán en el acuerdo firmado con varios países en 2015. Un portavoz de la UE, Peter Stano, dijo que las autoridades europeas esperan una posición formal del Organismo Internacional de Energía Atómica antes de definir eventuales medidas.

En una carta del 31 de diciembre, Irán había informado al OIEA de su voluntad de producir uranio enriquecido a 20%.

Según el último informe disponible de la agencia de la ONU, publicado en noviembre, Teherán enriquecía uranio a un grado de pureza superior al límite previsto por el acuerdo internacional de 2015 sobre su programa nuclear (3,67%), pero no superaba el umbral del 4,5%, y seguía cumpliendo con el estricto régimen de inspecciones del organismo.

Sin embargo, ha habido sobresaltos en este dossier desde la muerte a finales de noviembre del físico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh. Tras este ataque que Irán atribuye a Israel, el parlamento iraní adoptó una controvertida ley que aboga por producir y almacenar al menos “120 kg al año de uranio enriquecido a 20%” y “poner fin” a las inspecciones de la OIEA, destinadas a verificar que el país no desarrolla la bomba atómica.

El gobierno iraní se había opuesto a esta iniciativa, denunciada por los otros signatarios del acuerdo de 2015 que en diciembre exhortaron a Teherán a no “comprometer el futuro”.

A partir de mayo de 2019, Irán comenzó a liberarse de los principales compromisos adoptados en el marco del acuerdo de Viena, destinado a limitar su programa nuclear a cambio de que se levantaran las sanciones internacionales en su contra. Estas maniobras comenzaron un año después de que Estados Unidos se retirara unilateralmente de este acuerdo y restableciera, acto seguido, pesadas sanciones contra Irán, que le privaron de los beneficios esperados del pacto.

Pasar de un nivel de 3% a 20% es mucho más difícil que el salto de 20% a 90%, el nivel requerido para aplicaciones militares. Por ello, el anuncio de este lunes pone en alerta a la región.

Hace una década, la decisión de Irán de comenzar a enriquecer uranio al 20% derivó en una fuerte posibilidad de un ataque israelí a sus instalaciones nucleares, tensiones que solamente disminuyeron luego del acuerdo atómico de 2015. Con la nueva medida esas tensiones seguramente resurgirán.

Este nuevo incumplimiento del pacto puede dificultar los esfuerzos del presidente electo de EEUU, Joe Biden, para regresar al acuerdo nuclear, como esperan que haga tanto Irán como los otros cinco países signatarios.

Comentarios