miércoles 14/4/21

Estrella Digital

Las prioridades de Biden para que EEUU recupere el liderazgo internacional

El nuevo presidente de EEUU, Joe Biden, resumió la línea que seguirá su gobierno en las relaciones del país con el mundo: “Estados Unidos ha vuelto. La diplomacia está en el centro de nuestra política exterior”

biden

Durante su primer gran discurso en relación con la política exterior, Biden dejó clara la ruptura con Donald Trump, mostrando un tono más duro con Rusia, denunciando las violaciones de derechos humanos en el mundo y tendiendo la mano a la cooperación, mientras reiteraba su confianza en las agencias de seguridad de su país.

Biden realizó además tres anuncios que modifican o revierten controvertidas políticas de Trump: el aumento del límite de refugiados admitidos, que pasa de los 15.000 actuales a 125.000; el fin del apoyo de EEUU a la ofensiva de sus aliados en la guerra de Yemen, y la paralización de la retirada de tropas de Alemania.

El  nuevo presidente de los Estados Unidos hizo un recorrido por los asuntos que están de máxima actualidad, desde el golpe en Myanmar a la detención del líder opositor ruso Alexei Nalvany, pero no se pronunció sobre América Latina.

Cooperación internacional

 

Como ya hiciera en campaña, Biden remarcó su voluntad de devolver el liderazgo a Estados Unidos en la arena internacional y hacerlo a través del multilateralismo, frente al “Estados Unidos, primero” que promovía su antecesor, Donald Trump.

“Repararemos nuestras alianzas, interactuaremos con el mundo de nuevo; no para responder a los desafíos del pasado, sino para responder a los del presente y el futuro”, aseguró.

Dentro de este contexto también se enmarca la vuelta de EEUU a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que mencionó, pidiendo cooperación internacional para frenar la pandemia de la Covid-19.

Derechos humanos

Biden comunicó además su interés por trabajar con aliados para proteger los derechos de la comunidad LGTBIQ+ en el mundo y anunció una orden ejecutiva para ampliar el límite de admisiones de refugiados en Estados Unidos, de los 15.000 actuales a 125.000 en el primer año fiscal de su mandato.

“Ofrecimos refugio a aquellos que huían de la violencia y la persecución y nuestro ejemplo impulsó a otras naciones a abrir sus puertas también”, manifestó.

“Estados Unidos volverá a liderar de nuevo, no a través del ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo“.

 

Comentarios