lunes 12/4/21

Estrella Digital

"Masacre en Myanmar": el ejército dispara contra los civiles, entre ellos varios niños

En todo el país, los niños se encuentran entre los heridos y los muertos en el día más sangriento desde el golpe del 1 de febrero

Imagen de un niño Myanmar
Imagen de la niña que recibió un disparo en el ojo

Masacre en Myanmar, la antigua Birmania, donde el ejército han matado a decenas de personas en el día más mortífero desde el golpe de estado del país el mes pasado.

El grupo de seguimiento de la Asociación de Asistencia para Presos Políticos (AAPP) confirmó más de 90 muertes, incluidos niños.

"Nos están matando como pájaros o gallinas, incluso en nuestras casas", dijo el residente Thu Ya Zaw a la agencia de noticias Reuters en la ciudad central de Myingyan."Seguiremos protestando a pesar de todo".

La represión letal se produjo cuando los manifestantes desafiaron las advertencias y tomaron las calles en el Día Anual de las Fuerzas Armadas..

Funcionarios de EE. UU., Reino Unido y la UE condenaron enérgicamente la violencia,

La última oleada de violencia elevó el número de muertos en la represión de las protestas en Myanmar desde el golpe del 1 de febrero a más de 400 personas.

Fallecido Myanmar (1)

Los militares tomaron el control del país del sudeste asiático después de que en unas elecciones democráticas, el partido dela Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Aung San Suu Kyi ganara por abrumadora mayoría.

La televisión estatal emitió un anuncio la noche anterior diciendo que la gente "debería aprender de la tragedia de las horribles muertes anteriores y que sus vidas pueden estar en peligro al poder recibir un disparo en la cabeza o la espalda".

Las fuerzas de seguridad se desplegaron tratando de evitar las manifestaciones. Las imágenes compartidas en las redes sociales mostraban a personas con heridas de bala y familias de luto.

Varios niños muertos entre los fallecidos

Una niña de un año recibió un disparo en el ojo con una bala de goma mientras jugaba en la acera cerca de su casa en un suburbio de Yangon.

Un niño de cinco años en Mandalay lucha por su vida después de que las fuerzas de seguridad le dispararan en la cabeza.

En todo el país, los niños se encuentran entre los heridos y los muertos en el día más sangriento desde el golpe del 1 de febrero.

La madre de Pan Ei Phyu, de catorce años, dice que se apresuró a cerrar todas las puertas cuando escuchó a los militares que venían por su calle. Pero ella no fue lo suficientemente rápida. Un momento después, sostenía el cuerpo empapado de sangre de su hija.

"La vi colapsar e inicialmente pensé que se había resbalado y cayó. Pero luego vi como la sangre saliía de su pecho", dijo a BBC Burmese desde Meiktila en el centro de Myanmar.

España condena las muertes por parte del ejército

 

 España ha condenado "en los términos más enérgicos" la violencia perpetrada en el día de hoy por las fuerzas de seguridad contra la población civil en Myanmar, capital de Birmania

En un comunicado de prensa el Ministerio de Asuntos Exteriores señala que "la ejecución de civiles desarmados, entre ellos niños, por parte de policía y militares es intolerable e injustificable".

Comentarios