martes 07.07.2020

Lula da Silva irá al Vaticano y será recibido por el papa

El encuentro entre el pontífice y el ex presidente de Brasil será este jueves en la tarde, por lo que tendría lugar en la residencia Casa Santa Marta, donde Francisco vive y mantiene sus reuniones personales fuera del protocolo habitual de la catedral
Lula da Silva irá al Vaticano y será recibido por el papa

El papa Francisco recibirá este jueves a Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil, en el Vaticano y hablarán de la lucha contra el hambre y la desigualdad.

La reunión entre el pontífice argentino y el presidente de Brasil será en la tarde, por lo que podría llevarse a cabo en la residencia Casa Santa Marta, donde Francisco vive y mantiene sus reuniones personales fuera del protocolo habitual de la catedral.

Lula, que está en Roma, pudo viajar a Italia después de que la justicia de su país aceptara posponer al día 19 de febrero un interrogatorio previsto para este martes.

La reunión con el papa se hará gracias a la intermediación del presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien visitó el Vaticano el pasado 31 de enero, según informó el Partido de los Trabajadores de Brasil en un comunicado.

El ex mandatario de Brasil se refirió el miércoles pasado a su intención de visitar al papa para agradecerle «su dedicación por el pueblo oprimido» y para debatir acerca de «la experiencia de Brasil en el combate contra la miseria».

El agradecimiento de Lula da Silva

Quiere agradecer a Bergoglio por su solidaridad cuando pasó por un momento difícil en prisión. El papa respondió en mayo del año pasado a una carta suya para expresarle su cercanía y darle ánimo.

Lula, quien pasó 580 días en prisión y está en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción; tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra.

Lo condenaron en tercera instancia a 8 años y 10 meses por corrupción pasiva y blanqueo de capitales; esto, por haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista del Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

El proceso todavía debe ser analizado por la máxima corte del país, última instancia posible.

La otra pena que pesa sobre él es de 17 años y 1 mes de cárcel en un caso similar y ya confirmada en la segunda instancia.

Comentarios