Domingo 23.09.2018
Elecciones México 2018

López Obrador, favorito según las encuestas

 El próximo domingo 1 de julio es un día importante en México.  Sus ciudadanos tendrán la oportunidad de salir a la calle a votar al político que quieren que ocupe la presidencia del país durante los próximos seis años

Andrés Manuel López Obrador, candidato de Juntos Haremos Historia.
Andrés Manuel López Obrador, candidato de Juntos Haremos Historia.

El más votado se convertirá en presidente, llegue o no al 50% de los votos; esto es así porque México es uno de los cinco países de América Latina que no tiene segunda vuelta electoral, así que se puede llegar a presidente con una mayoría simple.

A tan sólo dos días de tan señala fecha (recordemos que son las elecciones más importantes en la historia de México), las encuestas realizadas dan como vencedor a Lopez Obrador, con un 48% de los votos, aunque siempre pueden surgir otros factores que pueden cambiar este resultado.

En los últimos meses, el tema de la economía (presente y futura) ha ido tomando mucha importancia entre los ciudadanos mexicanos. Aquí presentaremos algunas de las medidas que promete cada candidato a la presidencia en este y otros ámbitos.

Sin duda alguna y basándonos en las encuestas realizadas, es Andrés Manuel López Obrador quien cuenta con mayor ventaja en estos comicios.

Su principal objetivo, declara, es llevar a México a una nueva transformación.

Si bien es cierto que en esta campaña ha intentado plantear un discurso más conciliador, en los últimos días ha tenido enfrentamientos con empresarios, pues éstos consideran que está atacando al sector privado.

El líder de Morena quiere reducir el déficit a cero y detener el ascenso de la deuda pública; para ello asegura que su plan no es aumentar el gasto público, sino redistribuirlo. “Vamos a reducir el gasto corriente para aumentar la inversión pública, que se va a utilizar como capital semilla y se va a complementar con inversión privada”, declaraba el pasado mes de diciembre.

  • Promete reducir el sueldo de las autoridades y a su vez elevar el de los funcionarios que están en rangos más bajos.
  • También espera poder llegar a la autosuficiencia alimentaria y energética mediante un aumento en la producción agrícola y petrolera.
  • Con respecto a las pensiones, sugiere duplicar la pensión de los mayores.
  • Y aclara que quiere acabar con la construcción de obras costosas como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

En un segundo lugar y con bastante diferencia del primer candidato, aparece Ricardo Anaya con un 30% de la intención de voto.

El planteamiento principal de Anaya, en cabeza de la coalición Por México al Frente -formada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido Revolución Democrática (PRD) - es implantar un Ingreso Básico Universal. Con ello pretende reducir la pobreza y la desigualdad, estimular el mercado interno y abordar el desempleo.

  • Anaya también planteó incrementar el salario mínimo de manera gradual desde 88 pesos (3.82 €) diarios a 187 pesos (8,13 €).
  • Pretende elevar la inversión pública hasta 5% del PIB a 2021.
  • Otra de sus medidas sería reducir el IVA a la mitad en la frontera con Estados Unidos.
  • Tambien aboga por bajar los impuestos a los fondos de inversión.
  • Y por último, implementar políticas públicas que garanticen la igualdad salarial de género.

El siguiente candidato, Jose Antonio Meade, se presenta con un 17% de los votos, relegándolo a un tercer puesto en la votación por la elección de presidente.

Inicialmente se presentó como independiente, pero el Partido Revolucionario Institucional (PRI) decidió apoyarle, sumando también el apoyo del partido Nueva Alianza (Panal) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quienes formaron la alianza Todos por México.

  • El programa económico que presenta recoge 17 puntos, y ha sido calificado como una continuidad del actual gobierno, pues incluye la transición que inició Enrique Peña Nieto con la reforma energética, la de telecomunicaciones, el sector financiero, y la creación de Zonas Económicas Especiales.
  • Meade promete atraer 550 mil millones de pesos (24.899.115.008 €) para invertir en el sector de energías limpias, la igualdad salarial entre hombres y mujeres, ofrecer guarderías y que la educación preescolar sea a tiempo completo con alimentación incluida, triplicar las redes de transporte público y elevar los salarios de los profesores.
  • También quisiera que todos tengan acceso a la vivienda, así como el acceso universal a Internet. Declara, además, que intentará también castigar los actos de corrupción y devolver el dinero “mal habido” a la sociedad. En esta misma temática, se pedirá que las declaraciones patrimoniales de los funcionarios sean consistentes.

El último de los candidatos, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, se encuentra en la última posición según intención de voto, con tan sólo un 2%. Éste apenas ha detallado sus propuestas en materia económica.

En palabras del propio político “El mexicano necesita un mejor salario, y un mejor salario es: vamos a reducir el IVA y el impuesto sobre percepciones del trabajo (ISR), para que el mexicano tenga con que llevar a su vieja al cine “.

Aquí algunas de sus medidas:

  • Recuperar el campo mexicano, pues piensa que es ahí donde reside la riqueza del país.
  • Créditos para empresas o emprendedores.
  • Acabar con la impunidad y la creación de un Poder Judicial autónomo.
  • La creación de oportunidades de trabajo.
  • Combatir la pobreza trayendo empresa y negocio, pero según apunta, hay que darle a los empresarios facilidades, no seguirles cargando fiscalmente.
  • Bajar el IVA de 16 a 10% para que la sociedad tenga recursos y contrate más gente, así como bajar el impuesto de percepciones del trabajo de 35 a 25 %. 
  • Facilitar la participación privada en proyectos de interés público.
  • Contratar a miles de maestros jubilados para que ayuden a tranquilizar el país.
  • Trasladar los poderes del Gobierno Federal a cada uno de los estados, para que el presidente de manera personal le dedique el tiempo suficiente, junto con su gabinete, para resolver los problemas.

De momento y hasta el domingo, no hay nada escrito sobre las votaciones. Ya que en un país como México, a las dudas sobre los sondeos se suma el miedo a un fraude electoral.