domingo 11/4/21

Estrella Digital

Jefes sanitarios piden toque de queda en todo Brasil ante avance de la Covid

El Conass, que agrupa a las autoridades sanitarias de los 27 estados de Brasil, recomendó la inmediata prohibición de eventos presenciales en todo el territorio nacional

Vacuna, Brasil
Vacuna, Brasil

Las autoridades sanitarias de los 27 estados de Brasil exigieron este lunes 1 de marzo que se implante un toque de queda nocturno nacional ante el colapso de la red hospitalaria causado en las principales ciudades del país por el coronavirus.

“Brasil atraviesa, perplejo, por el peor momento de la crisis provocada por la COVID-19, con índices muy elevados en todas las regiones”, más de 254.000 muertos y 10,5 millones de casos, alertó el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass), que agrupa a los responsables sanitarios de los 27 estados.

En alusión al Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, un documento divulgado por ese organismo afirma que “la ausencia de una conducción nacional unificada y coherente dificultó la adopción de medidas” para restringir la movilidad de personas, que han vuelto a ser retomadas por algunos gobiernos regionales en los últimos días.

Esas medidas, sin embargo, han vuelto a ser criticadas en forma dura por el presidente brasileño, quien desde el inicio de la pandemia afirma que se debe dar prioridad al mantenimiento de la actividad económica, pues el desempleo causado por esas restricciones “mata más” que la COVID-19.

No obstante, con el agravamiento de la situación sanitaria que se ha registrado en las últimas semanas, junto con la aparición de una variante nacional mucho más agresiva, la red hospitalaria en buena parte de la nación ha vuelto a un punto de colapso.

Frente a esa realidad, el Conass pidió “más rigor en las medidas de restricción de las actividades no esenciales, de acuerdo con la situación epidemiológica de cada región”, y sobre todo en aquellas ciudades en las que los hospitales han superado su capacidad de respuesta.

En esa situación, según informó la entidad de salud, se encontraban este lunes al menos la mitad de las capitales de los 27 estados de Brasil, en las que las camas de cuidados intensivos estaban ocupadas en tasas superiores al 85%, que en algunos casos llegaban al 100%.

Ante tal escenario, el Conass recomendó la inmediata “prohibición de eventos presenciales como espectáculos, congresos, actividades religiosas, deportivas o similares en todo el territorio nacional”.

También solicitó “la suspensión de las actividades presenciales en todos los niveles de la educación del país”, el “cierre de playas y bares” y la implantación de “un toque de queda nacional entre las 20.00 horas y las 06.00 de la mañana siguiente, y durante los fines de semana”.

Asimismo, se recomendó adoptar “barreras sanitarias nacionales e internacionales”, que incluyan el cierre de aeropuertos y límites al transporte terrestre dentro de la nación, y que se amplíe el número de test que son realizados para detectar el coronavirus.

En esa línea, advierten de que ese “conjunto de medidas” solo podrá ser adoptado en todo el territorio “si fuera establecido un Pacto Nacional por la Vida”, en el que deberían participar los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con activa participación de la sociedad civil y todos los sectores económicos.

Comentarios