martes 24/11/20
Bolivia

La izquierda latinoamericana celebra el triunfo de Luis Arce y la “reivindicación” de Evo Morales

“Este triunfo deshizo un relato que tenía como fin la justificación de un golpe de Estado”, afirmó el primer dominicano que se desempeñó como presidente del Parlamento Centroamericano

Bolivia votó el año pasado por un cuarto mandato de Evo Morales (2006-2019), pero un supuesto fraude electoral desencadenó su dimisión y un interinato que se extendió mucho más de lo debido, producto de la pandemia.

Desde Argentina, donde está asilado, Morales fue declarado jefe de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS) que decidió ir con Luis Arce y David Choquehuanca como los candidatos a la presidencia y vicepresidencia, respectivamente.

Arce, ministro de Economía durante 12 de los casi 14 años que Morales estuvo en el poder, es reconocido como el artífice del éxito económico boliviano y el domingo 18 de octubre se impuso en resultados preliminares a la derecha.

Aunque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no ha completado el cómputo oficial, el exjefe de Estado Carlos Mesa —segundo en las votaciones— reconoció la “contundente” victoria de Arce.

Posteriormente, varios líderes de América Latina, incluyendo el presidente Martín Vizcarra, se pronunciaron para felicitarlo, mientras que los exponentes de la izquierda festejaron por lo que consideran un triunfo ante el ‘golpe’ de Jeanine Áñez y la derecha internacional.

El político dominicano Manolo Pichardo, expresidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), fue uno de los que destacó el resultado obtenido por el MAS.

Comentarios