miércoles 1/12/21

Italia 'bloquea' el envío de la vacuna AstraZeneca a Australia

En enero el entonces primer ministro italiano Giuseppe Conte calificó los retrasos en el suministro de vacunas por parte de AstraZeneca y Pfizer como "inaceptables" 

astrazeneca

El gobierno italiano ha bloqueado la exportación de un envío de vacunas Oxford-AstraZeneca a Australia.

La decisión afecta a 250.000 dosis de la vacuna producida en una instalación de AstraZeneca en Italia.

Italia es el primer país de la UE en utilizar las nuevas regulaciones del bloque que permiten detener las exportaciones si la empresa que proporciona las vacunas no cumple con sus obligaciones con la UE.

Australia por su parte afirmó que perder "un envío" no afectaría gravemente a su proceso de vacunación, pero ha pedido a la Comisión Europea, que presuntamente respalda la medida de Italia, que revise esa decisión.

AstraZeneca  proporcionará solo el 40% del suministro acordado a los estados miembros en los primeros tres meses del año. La compañía ha alegado problemas de producción por el déficit.

En enero, el entonces primer ministro italiano Giuseppe Conte calificó los retrasos en el suministro de vacunas por parte de AstraZeneca y Pfizer como "inaceptables" y acusó a las empresas de incumplir  sus contratos.

La UE ha sido ampliamente criticada por la lentitud en su programa de vacunación.

El gobierno italiano comunicó a la Comisión Europea la semana pasada que tenía la intención de bloquear el envío.

En un comunicado el jueves, el Ministerio de Relaciones Exteriores explicó la medida y dijo que había recibido la solicitud de autorización el 24 de febrero.

El ejecutivo italiano explicó la medida diciendo que Australia no estaba en la lista de países "vulnerables", que había una escasez permanente de vacunas en la UE e Italia, y que la cantidad de dosis era alta en comparación con la cantidad administrada a Italia y a la UE en su conjunto.

Australia por su parte ha planteado el problema a la Comisión Europea a través de múltiples canales y, en particular, "le hemos pedido a la Comisión Europea que revise esta decisión", declaró el ministro de Salud, Greg Hunt.

 

Comentarios