jueves 21.11.2019

EEUU acusa a exgeneral chavista Carvajal de querer "inundar" el país de droga

La justicia estadounidense reclama a España la entrega del exgeneral chavista Hugo Carvajal por haber querido "inundar" Estados Unidos con toneladas de cocaína, que introducía en el país en ocasiones con ayuda de la cúpula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

EEUU acusa a exgeneral chavista Carvajal de querer "inundar" el país de droga

Carvajal, jefe de los servicios de contrainteligencia militar con el expresidente venezolano Hugo Chávez y también con el actual, Nicolás Maduro, está en prisión en Madrid en espera de que la Audiencia Nacional resuelva la petición de extradición de Estados Unidos, que le atribuye delitos de narcotráfico.

En la petición de entrega cursada por EEUU, la corte del distrito sur de Nueva York informa de que el Gran Jurado imputa a Carvajal, alias "El Pollo", ser miembro desde 1999 hasta este mismo año de la organización de narcotraficantes "El Cartel de los Soles", compuesta por oficiales venezolanos de alto rango.

Sus objetivos, indica la petición, no solo eran enriquecer a sus miembros, sino también "inundar" Estados Unidos de cocaína y usar esta droga "como un arma" contra el país, por "los efectos adversos de la droga en los usuarios individuales y el potencial daño social que causa la adicción a la cocaína".

Dice EEUU que Carvajal y los otros miembros del cartel trabajaron con terroristas y otros narcotraficantes de Sudamérica para enviar al país norteamericano miles de kilos de droga desde Venezuela.

Entre otras cosas, según el texto, el general detenido en Madrid participó o indujo a otras personas a conseguir "seguridad altamente armada para proteger alguno de esos envíos de droga".

Además, él y otros miembros del cartel trabajaron, afirma Estados Unidos, con la cúpula de las FARC para "coordinar actividades de narcotráfico a gran escala en Venezuela y Colombia" a cambio, en ocasiones, de armas militares que se facilitaban al grupo terrorista.

Recuerda que Carvajal fue desde 2003 hasta 2014 director de la agencia militar de inteligencia venezolana, DIM, bajo los mandatos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. En 2014, un año después de la muerte de Chávez, pasó a ser nombrado cónsul en Aruba y en 2016 fue elegido diputado en la Asamblea Nacional de Venezuela.

Sostiene que el cartel del que era miembro influyó en el gobierno venezolano para facilitar el tráfico de drogas y, a consecuencia de ello, en 2005 expulsó del país a la agencia estadounidense antidrogas (DEA, en inglés) y dejó de colaborar con ella.

"Como consecuencia, y con la ayuda de Hugo Armando Carvajal, alias El Pollo y otros miembros del Cartel de Los Soles, los narcotraficantes pudieron despachar grandes cargamentos de cocaína en aviones que salían de aeropuertos y bases clandestinas en lugares como Apure, Venezuela", afirma EEUU.

Así, mencionan las autoridades norteamericanas que su cartel despachó en 2006 un cargamento de 5,6 toneladas de cocaína desde Venezuela a México en un avión DC-9, capaz de transportar a 100 personas, entre otros envíos.

También facilitó, con su ayuda, datos de procedimientos judiciales y de inteligencia a narcos, interfirió en investigaciones de drogas y casos judiciales abiertos en Venezuela y "vendió a narcotraficantes grandes cantidades de cocaína previamente incautada a cambio de millones de dólares".

Según relató Carvajal al juez tras su arresto en Madrid hace un mes, salió de Venezuela en una embarcación y llegó, tras 16 horas de travesía, a la República Dominicana, donde entró gracias a un pasaporte falso que le había dado la fiscal general del Estado venezolana con la identidad de "Jose Mourinho".

Desde ese país, y con el mismo pasaporte, embarcó en un avión comercial a España, donde aterrizó el 18 de marzo pasado. Antes, en febrero, apoyó al líder opositor Juan Guaidó e hizo un llamamiento a sus compañeros militares para rebelarse contra el gobierno de Maduro.

Fue arrestado en Madrid el 12 de abril y en su comparecencia en la Audiencia Nacional se negó a ser entregado a Estados Unidos y afirmó que la reclamación de ese país respondía a motivos políticos.

Tras ofrecerse a declarar ante el juez, colaborar "sin reservas" con la justicia española y mencionar su preocupación por las relaciones del gobierno de Maduro y el grupo terrorista libanés Hezbolá, Carvajal finalmente retiró su solicitud de declarar voluntariamente, todo ello tras cambiar de abogado y contratar al letrado que lleva al excomisario José Villarejo, imputado por corrupción. 

Comentarios